13 de mayo de 2014

La radiocirugía con técnica 4D minimiza la toxicidad y permite tratar tumores sin anestesia ni cirugía

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La radiocirugía con técnica 4D minimiza la toxicidad y permite tratar tumores sin anestesia ni cirugía, gracias a los sistemas de verificación que garantizan una mayor eficiencia en un menor tiempo, según ha asegurado la jefa del servicio de Oncología Radioterápica de MD Anderson Cancer Center Madrid, Natalia Carballo.

Esta tecnología de radioterapia puede beneficiar a cualquier tipo de paciente y tumor, aunque la experta ha insistido en que beneficiará más a aquellos tumores situados en localizaciones complejas en las que la radioterapia convencional se encuentra con importantes limitaciones.

"Con las técnicas anteriores, si tratabas el tumor con dosis adecuadas se podían dañar estructuras muy sensibles y generar efectos secundarios, en ocasiones, irreversibles. Sin embargo, ahora podemos llegar a ofrecer la mayor precisión a expensas de reducir al máximo la toxicidad; sin olvidar claro, que las máquinas deben estar guiadas por expertos profesionales", ha comentado Carballo.

Algunos ejemplos de tumores de difícil acceso que pueden ser tratados con este acelerador lineal son las neoplasias craneales cercanas a zonas de visión, en el tronco cerebral, tumores espinales, pulmonares, de cabeza y cuello, hepáticos o digestivos, entre otros.

Asimismo, la experta ha informado de que gracias a la técnica de radiocirugía en 4D se puede seleccionar el momento del ciclo respiratorio del paciente en el que el acelerador lineal debe ponerse en funcionamiento para tratar el tumor. De esta forma, prosigue, ya no se necesita tratar un área más grande de lo requerido, ya que la máquina "sabe" en qué momento del ciclo respiratorio debe realizar el disparo de radioterapia.

"Sin duda, esto nos permite tratar tumores con gran precisión minimizando la toxicidad y operar sin necesidad de anestesia y cirugía", ha apostillado, para recalcar que esta nueva tecnología permite personalizar el tratamiento y ampliar las opciones terapéuticas "potencialmente utilizables" para cada clínico.

Además, tal y como ha indicado, la radiocirugía en 4D facilita las posibilidades de acortar los tiempos de exposición a la radioterapia mediante la incorporación un haz sin filtro aplanador (FFF).