16 de febrero de 2015

El H. Quirón Teknon (Barcelona), pionero en implantar un sistema de terapia de aspiración contra la obesidad

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Unidad de Endoscopia y Pruebas Funcionales Digestivas de Hospital Quirón Teknon de Barcelona ha sido pionera en la implantación del sistema de terapia de aspiración ('Aspire'), una técnica para perder peso indicada para pacientes con un índice de masa corporal (IMC) por encima de 40.

Tras las primeras intervenciones, que se practicaron hace más de un año, los responsables de esta unidad aseguran que los resultados son "muy alentadores" con respecto a la efectividad del método ya que, seis meses después de su colocación, los pacientes han experimentado una pérdida media de 23 kilogramos y una reducción media de peso de más del 40 por ciento.

En concreto, la herramienta consiste en poner, mediante endoscopia, un pequeño tubo de silicona en el estómago, que se conecta con el exterior a través de un puerto de acceso situado en el abdomen. Desde este punto, que tiene un tamaño de 2 centímetros, se realiza el control y vaciado del contenido del estómago.

Así, el paciente puede eliminar alrededor del 30 por ciento de los alimentos del estómago antes de que las calorías sean absorbidas, lo que facilita la pérdida de peso. Con esta cantidad, se garantiza que el cuerpo reciba el alimento necesario para la actividad diaria. Hasta el momento se han practicado catorce casos y ninguno ha presentado complicaciones.

EL PACIENTE PUEDE VOLVER "INMEDIATAMENTE" A SU ACTIVIDAD

Su colocación se hace en régimen ambulatorio, por vía endoscópica, en una intervención de unos 20 minutos y el paciente puede volver "inmediatamente" a su actividad habitual. De hecho, la operación viene acompañada de un programa de modificación de conducta alimentaria y de estilo de vida, guiado por un equipo interdisciplinar formado por nutricionistas y psicólogos, con la supervisión de especialistas en aparato digestivo. Es una técnica totalmente reversible.

El tratamiento tiene una duración mínima de un año y medio y finaliza en el momento en el que el paciente ha conseguido los resultados de pérdida de peso marcados al inicio, pero también después de haber interiorizado y consolidado el cambio de hábitos alimenticios para el mantenimiento de un peso saludable.

En Europa y Estados Unidos ya se han realizado 300 casos mediante la técnica Aspire, con resultados "altamente satisfactorios": reducción media del 40 por ciento del exceso de peso durante los seis primeros meses posteriores a la colocación del sistema.