28 de julio de 2014

La quimioterapia es el tratamiento de referencia en cáncer de páncreas avanzado, tanto en primera como segunda línea

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

La quimioterapia es el tratamiento de referencia en cáncer de páncreas avanzado, tanto en primera como segunda línea, según ha informado la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), que ha recordado que los estudios 'CONKO-003' y 'NAPOLI-1' han establecido las combinaciones de oxaliplatino o irinotecan nanoliposomal con 5-fluorouracilo como los tratamientos de referencia de segunda línea en este tumor.

En concreto, la quimioterapia sistémica proporciona un beneficio significativo en la supervivencia y mejora los síntomas relacionados con la enfermedad incluso en ausencia de respuesta objetiva en comparación con el mejor tratamiento de soporte.

"Muchos de estos avances cuando son presentados de forma aislada parecen tener una escasa relevancia, pero sumados entre sí han cambiado la vida de muchos pacientes. Por tanto, es necesario que, aquellos progresos, por pequeños que sean, que muestran beneficios para los enfermos, se incorporen de manera equitativa a todos los individuos, y que el acceso al mejor tratamiento para su enfermedad sea universal, porque como ya hemos visto, los pequeños avances tomados de forma conjunta sí son relevantes", ha comentado la organización.

De hecho, en 2013 SEOM pudo en marcha la campaña 'En Oncología cada avance se escribe con Mayúsculas', la cual tiene como objetivo dar a conocer la evolución y los avances médicos que se han sucedido en estas últimas décadas en el tratamiento de los diferentes tumores.

Y es que, el cáncer de páncreas es el décimo tumor en frecuencia en los países industrializados y la cuarta causa de muerte por cáncer. Tan solo representa el 2 por ciento y el 3 por ciento de todos los tumores sólidos y presenta una incidencia global superior a 230.000 casos nuevos al año.

En España se diagnostican 4.000 casos nuevos al año y la incidencia es ligeramente superior en hombres que en mujeres. Supone, por tanto, una de las neoplasias con mayor letalidad con una supervivencia a 5 años, incluyendo todos los estadios de la enfermedad, del 5 por ciento y el 6 por ciento.

En este sentido, SEOM ha informado de que en los últimos años se observado un incremento en la incidencia de esta enfermedad de causa no bien aclarada, por lo que para 2030 se prevé un incremento en la incidencia de este tumor superior al 50 por ciento.

Igualmente se estima que para 2030 esta neoplasia será la segunda causa de muerte por cáncer y provocará más muertes que el cáncer de próstata, colon o mama.