9 de diciembre de 2014

La prueba de sangre oculta en heces tan eficaz como una colonoscopia para detectar cáncer o pólipos avanzados

La prueba de sangre oculta en heces tan eficaz como una colonoscopia para detectar cáncer o pólipos avanzados
CEDIDA

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores españoles han comparado por primera vez la eficacia de la colonoscopia con el test inmunológico de sangre oculta en heces anual para la detección de cáncer colorrectal y su lesión precursora, el pólipo adenomatoso avanzado, en la población de riesgo familiar.

   Se trata de un estudio prospectivo, diseñado para contrastar la hipótesis de equivalencia entre ambas estrategias para la detección de neoplasia colorrectal avanzada, en esa población de riesgo. El trabajo ha sido realizado por un grupo de especialistas de Aparato Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC) y publicado en la revista 'Gastroenterology'.

   Para ello, el grupo formado por Marta Carrillo, Antonio Gimeno, Inmaculada Alonso, Manuel Hernández-Guerra, David Nicolás, Alejandro  Jiménez y Enrique Quintero, jefe del servicio, estudiaron a casi 2.000 pacientes, que fueros asignados al azar a sangre oculta en heces anual durante tres años o a una colonoscopia.

   El estudio reveló que la prueba de sangre oculta en heces es equivalente a la realización de una colonoscopia para detectar cáncer o pólipos avanzados. En concreto, se diagnosticaron 5 cánceres en cada rama del estudio, 28 adenomas avanzados en el grupo de sangre oculta en heces y 39 en el grupo de colonoscopia.

   El número de personas que necesitaron realizarse una colonoscopía para detectar un cáncer o adenoma avanzado fue 4 en el grupo de sangre oculta en heces y 18 en el grupo de colonoscopia. Ello sugiere que, en esta población de riesgo, el cribado con test de sangre oculta en heces anual evita realizar un volumen importante (86%) de colonoscopías innecesarias, con un resultado final equivalente al cribado mediante colonoscopia directa.

   La conclusión principal de este estudio es que el cribado mediante test inmunológico de sangre oculta en heces anual es equivalente a la colonoscopia para detectar cáncer y lesiones premalignas (adenomas avanzados), con un ahorro económico muy considerable. Con el test de sangre oculta en heces se necesitan hacer 4 veces menos colonoscopias para detectar una lesión avanzada que con la colonoscopia directa.