14 de octubre de 2015

Prolongar la supervivencia, objetivo prioritario para los pacientes con cáncer de pulmón tras recibir quimioterapia

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 40 por ciento de los médicos especialistas considera que prolongar la vida es el objetivo prioritario de aquellos pacientes con cáncer de pulmón que tienen un buen estado funcional después de un primer tratamiento con quimioterapia, según los resultados de una encuesta internacional realizada por Boehringer Ingelheim.

Asimismo, el trabajo llevado a cabo en cinco países (incluido España) con más de 500 médicos que tratan estos tumores también reflejó como para algo más de la mitad (55%) de los encuestados su objetivo prioritario del tratamiento es mantener la calidad de vida (36%) o lograr la estabilidad de la enfermedad (19%).

En la encuesta se preguntó a los profesionales que administraban tratamiento a pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) avanzado o metastásico. Después de un proceso de selección, se pidió que valorasen su forma de abordar el tratamiento del adenocarcinoma avanzado después de la quimioterapia de primera línea.

Los especialistas debían tener en cuenta su objetivo terapéutico más importante y su conducta de prescripción basándose en los resultados percibidos por sus pacientes, así como las características de los productos que constituían sus pautas preferidas y los parámetros clínicos que influían en la elección del tratamiento.

Los resultados demostraron que el 36 por ciento de los médicos consideraba que los objetivos relacionados con la supervivencia eran los más importantes y el 19 por ciento consideraba que estabilizar la enfermedad era el objetivo más importante del tratamiento.

Con respecto a los criterios relacionados con el tipo de tratamiento, el 27 por ciento de los médicos consideró que lo más importante era que el fármaco ofreciera un incremento clínicamente considerable de la supervivencia libre de progresión, dando prioridad el 27 por ciento al mantenimiento de la calidad de vida.

LOS OBJETIVOS VARIABAN EN FUNCIÓN DEL TRATAMIENTO

Estos datos también resaltaron que los objetivos del tratamiento médico variaban en función de la línea de tratamiento y del estado funcional, convirtiéndose la tolerabilidad en un factor más importante en las líneas finales de tratamiento, a medida que disminuía el estado funcional.

A la hora de decidir un tratamiento para el adenocarcinoma avanzado después de la quimioterapia de primera línea, las características consideradas más importantes en relación con el paciente fueron las enfermedades asociadas.

El doctor Jesus Corral, del Hospital Virgen del Rocío, asesor del estudio en España, ha recordado el contexto temporal en que se realizó la encuesta, de marzo a abril de este año, ya que en ese momento los especialistas europeos coincidían en que el objetivo de tratamiento cuando los pacientes tienen un estado funcional adecuado no era otro que prolongar la supervivencia. Sin embargo, cuando el paciente tiene una vida más limitada por su enfermedad, se buscaban fármacos que mejorasen su calidad de vida.

Lograr un equilibrio real entre eficacia y tolerabilidad es la base para obtener los mejores resultados en pacientes con cáncer de pulmón avanzado. "El tándem perfecto son los fármacos, como los que hoy en día empiezan a utilizarse, que prolonguen la supervivencia sin alterar la calidad de vida, e, incluso, mejorándola", ha destacado.