31 de marzo de 2015

Un programa de prevención ocular para niños en riesgo de exclusión social

Un programa de prevención ocular para niños en riesgo de exclusión social
FUNDACIÓN IMO

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fundación del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) y la Obra Social 'la Caixa' han renovado el convenio de colaboración para llevar a cabo, por tercer año consecutivo, el Programa de salud ocular en la infancia desfavorecida'. De esta forma el programa llega a Madrid y se amplía en Barcelona, con el objetivo de promover la mejora del rendimiento escolar y de la integración social de niños en riesgo de exclusión a través de la prevención y el tratamiento de problemas oculares.

Con este nuevo proyecto, que se inscribe dentro del programa 'CaixaProinfancia', las revisiones oculares gratuitas se realizarán en cinco actuaciones anuales en lugar de las tres que se llevaron a cabo en 2013 y 2014, respectivamente, e incluirán dos nuevos centros escolares, de los distritos de San Martí y Nou Barris en Barcelona, que se suman a los de Badalona, y otra campaña de revisiones en Madrid, concretamente en el distrito de Carabanchel.

En los dos programas anteriores los especialistas del IMO visitaron casi a 700 niños en riesgo de exclusión. Estas revisiones, llevadas a cabo en centros de enseñanza entre alumnos de 3 a 8 años, han hecho aflorar un porcentaje de patología oculta de un 25 por ciento, cifra que dobla el 13,5 por ciento que la Fundación IMO ha detectado de promedio a lo largo de tres años de revisiones pediátricas gratuitas en el Festival de la Infancia de Barcelona.

Durante este mes de abril tendrá lugar la primera de las cinco campañas previstas, en la escuela Josep Boada de Badalona. En esta escuela se harán primeras exploraciones y controles de seguimiento, tanto a alumnos del centro como de las escuelas L'Estonnac y Baldomer Solà, adheridas al programa en campañas anteriores, así como de niños derivados de los CAPs de la zona, cuyo personal de enfermería pediátrica se ha convertido en una parte importante del proyecto, tras recibir formación en IMO sobre 'Protocolo de screening oftalmológico en edad pediátrica', en el marco del programa.

Además, otro de los rasgos fundamentales del programa es la continuidad, por lo que se busca hacer un seguimiento de los niños con problemas oculares desde los 3 años hasta que termina la etapa de formación de la visión, hacia los 8 años. De hecho, durante este tiempo, se harán revisiones en aquellos niños de los que se sospecha que pueden desarrollar patología y de los que deben seguir un tratamiento, generalmente con gafas, parches o colirios, ya que la gran mayoría de los problemas diagnosticados son defectos refractivos, aunque también hay algunos casos de otras patologías que requieren cirugía.