13 de noviembre de 2014

Un programa de adherencia al tratamiento antirretroviral en embarazadas con VIH puede evitar la transmisión maternofetal

Un programa de adherencia al tratamiento antirretroviral en embarazadas con VIH puede evitar la transmisión maternofetal
FLIKR/FUFUE

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una investigación realizada por un grupo de expertos pertenecientes a Gesida, el Grupo de Estudios del SIDA de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), ha evaluado la eficacia de la implantación, en el Hospital Universitari Vall d'Hebrón, de un programa de adherencia al tratamiento antirretroviral (TAR) en pacientes gestantes con infección por VIH, concluyendo que la realización de estos programas puede ser útil para evitar la transmisión maternofetal.

Los expertos han señalado que concretamente, el estudio muestra que tras la implantación del programa de adherencia el 95,7 por ciento de las gestaciones a término presentaban una adherencia mayor del 90 por ciento en el momento del parto, con "carga viral indetectable en el 85,9 por ciento de los casos". Se dio un solo caso de transmisión maternofetal en una gestación sin controles hasta el último mes.

La introducción del TAR durante el embarazo "ha permitido disminuir el riesgo de transmisión maternofetal del VIH a menos del uno por ciento", pero todavía siguen diagnosticándose nuevos casos de infección entre los niños nacidos en España, de ahí "la importancia de asegurar una buena adherencia al tratamiento durante la gestación".

Oto estudio, que será presentado, como el anterior, en el VI Congreso de Gesida, concreta esos datos, "subrayando que entre 2004 y 2013 se diagnosticaron en España 224 niños y adolescentes infectados de VIH", el 84,8 por ciento por transmisión vertical, de los que 128 (el 67,4%) nacieron en España, el 56,7 por ciento de padres autóctonos.

DESCENSO PROGRESIVO EN EL NÚMERO DE NIÑOS NACIDOS INFECTADOS

La investigación, que ha analizado los datos epidemiológicos y relativos al control del embarazo y profilaxis perinatal recibida de los niños incluidos en la Cohorte Nacional Pediátrica CoRISpe, constata, no obstante, un "descenso progresivo en el número de niños nacidos infectados, con solo dos casos en 2012". En estos nuevos casos, la investigación concluye que el origen de las madres "no resulta determinante, pero sí el hecho de no haber logrado un diagnóstico y/o tratamiento supresor de la madre durante el embarazo".

Así, el estudio revela que un 24,1 por ciento de estos nuevos diagnósticos corresponden a hijos de madres previamente diagnosticadas de infección por VIH. En un 16,1 por ciento de los casos, el diagnóstico se realizó durante el embarazo, en un 9,9 por ciento en el momento del parto, y un 49,1 por ciento de las madres fueron diagnosticadas después del parto.

Para leer más