23 de diciembre de 2011

El presidente de asociaciones de familiares con Alzheimer denuncia el miedo ante recortes de subvenciones por la crisis

MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer y otras Demencias (CEAFA), Arsenio Hueros, ha denunciado el miedo que existe ante posibles recortes en subvenciones para asociaciones dedicadas al Alzheimer por el tema de la crisis económica y ha mencionado las dificultades con las que se encuentran en la actualidad estas agrupaciones.

"Ya se sienten los efectos de la crisis", ha reconocido Hueros, quien ha afirmado que "muchas asociaciones se encuentran en una situación insostenible porque dependen de subvenciones y si no hay subvenciones no se pueden mantener servicios".

En este sentido, ha reconocido que las asociaciones "son el único recurso que tiene el Estado para hacer frente a la enfermedad". "Si la labor de las asociaciones las asumiera el Estado, se hundiría la Seguridad Social", ha aseverado. Asimismo, ha subrayado la necesidad de impulsar una política de Estado y de articular un Plan Nacional.

En relación a la Ley de Dependencia y su aplicación, Hueros ha destacado que se trata de una buena ley, aunque podía ser mejor, y ha explicado que "el gran problema es que no se ha podido aplicar por falta de recursos económicos". "Hay 150.000 personas pendientes de que se aplique la ley", ha añadido.

Por otro lado, el secretario de la Fundación Reina Sofía, Arturo Coello, ha reconocido que los objetivos del 'Año Internacional 2011 del Alzheimer' se han cumplido "sobradamente" y que se ha conseguido sensibilizar a la población sobre la importancia de la investigación de esta enfermedad. Ha considerado también que este año "marcará un antes y un después".

Por su parte, Hueros ha señalado que el problema ha sido siempre la "invisibilidad" de esta enfermedad y ha afirmado que este año ha permitido llevar a los medios esta problemática.

Por último, y en relación a la investigación que se está llevando a cabo en la actualidad, ha mostrado "cautela" y "esperanza" y, aunque no confía en su cura a corto y medio plazo, ha señalado que puede conseguirse su cronificación.