22 de octubre de 2015

PP rechaza las recomendaciones de CNMC sobre farmacia y alerta que comprometería la prestación a 8 millones de personas

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Sanidad y Asuntos Sociales del Partido Popular, José Ignacio Echániz, ha rechazado este jueves las recomendazaciones que la Comisión Nacional de Mercados de la Competencia (CNMC) ha hecho sobre la distribución de medicacamentos ya que esto "comprometería" a la prestación farmacéutica de 8 millones de personas que viven en el medio rural.

Echániz ha alertado que el cambio de modelo farmacéutico que propone el Informe sobre la Distribución Minorista de Medicamentos de la CNMC supondría un riesgo para la salud de los ciudadanos. Además, ha lamentado que este planteamiento se haya hecho "desde el desconocimiento del funcionamiento" del Sistema Sanitario.

Por este motivo, el secretario popular ha afirmado que estas recomendaciones no van a ser respaldadas por el PP ya que "comprometerían la prestación farmacéutica a más de 8 millones de ciudadanos del medio rural de manera inmediata".

Echániz ha valorado el compromiso en la defensa del modelo actual, refrendado por la justicia española y europea, y por la legítima autonomía que otorga el Tratado de Lisboa a los Estados Miembros para la organización y prestación de servicios sanitarios y la definición de sus políticas de salud.

MODELO DE PROXIMIDAD AL CIUDADANO

También ha recordado que el modelo español de farmacia es un "modelo de proximidad al ciudadano", que "garantiza la equidad del acceso al medicamento" independientemente del lugar de residencia y ha destacado que éste "protege la salud de los ciudadanos al estar dirigido por profesionales sanitarios de alta cualificación como son los farmacéuticos".

"España dispone de una distribución regulada de medicamentos que protege a los pacientes de los errores de medicación y de los fármacos falsificados y a la vez facilita el cumplimiento de los tratamientos, por lo que no pueden ser considerados como productos de consumo general. Considerar los fármacos como productos de consumo general es un grave error, fruto del alejamiento de la realidad social y sanitaria, y ello especialmente en el mundo rural, donde sin este equitativo sistema, no tendría acceso cercano a estos productos sanitarios, que son especialidades farmacéuticas y necesitan de custodia, dispensación, consejo y seguimiento que no se pueden garantizar sin este modelo", ha añadido.

El dirigente popular ha asegurado que su partido no pretende cambiar este modelo "que funciona" y que ha sido diseñado pensando en el "interés general de todos los ciudadanos", pero sí existe la posibilidad de que en la próxima legislatura éste sea "reforzado" porque los pacientes y profesionales sanitarios así lo reclamen.

Finalmente, ha subrayado que el Gobierno "lleva tiempo trabajando" en diferentes líneas de actuación, como la Estrategia Sociosanitaria o el acceso a los medicamentos fuera la Comunidad Autónoma de origen, desarrollos que tienen a los farmacéuticos comunitarios y a las oficinas de farmacia. También en elementos fundamentales para la atención y el seguimiento de los pacientes crónicos y la población mayor "tanto del medio urbano como del medio rural", ha apostillado.