7 de marzo de 2011

Piden unidades de referencia para tratar el linfedema dentro del Sistema Nacional de Salud

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Capítulo Español de Flebología, el doctor José Román Escudero, ha reivindicado, con la celebración este domingo del Día Internacional del Linfedema, la constitución de unidades de referencia sobre el linfedema dentro del Sistema Nacional de Salud, ya que "facilitarán a los pacientes unos establecimientos sanitarios multidisciplinares donde puedan obtener un correcto diagnóstico y tratamiento".

En su opinión esta medida es necesaria para reducir los "eventuales perjuicios" que la situación actual puede provocar en los afectados, ya que en ocasiones, "estos pacientes, cansados de diagnósticos imprecisos y de tratamientos que en muchas ocasiones son inadecuados e ineficaces, salen del circuito y del control sanitario y acuden a masajistas sin la titulación adecuada y centros de estética, buscando una solución a su problema de salud".

Desde la Asociación de Afectados de Linfedema de Cataluña (Limfacat), ya se ha solicitado la creación de estas unidades de linfedema en todos los hospitales de tercer nivel, "algo que actualmente no existe y que es muy necesario", señala su presidenta Joana Pradas.

Pradas, que ha criticado la existencia "distintos tipos de tratamiento en función del hospital al que se acuda", reivindica que se ponga en marcha en las distintas comunidades autónomas un consenso sanitario en el tratamiento del linfedema, "para recibir siempre una atención óptima, de la máxima calidad y eficacia y de acuerdo con los últimos avances de la ciencia".

Actualmente, más de 3.000 mujeres desarrollan linfedema cada año en España. Esta patología crónica, caracterizada por la retención de líquidos y proteínas en los tejidos (hinchazón o edema), ocasionada por una alteración en el sistema linfático.

Dentro del linfedema se pueden distinguir el primario, aquel de aparición espontánea o a partir de un desencadenante; y, por otra parte, el secundario, causado por la obstrucción o interrupción del sistema linfático.

Según Pradas, "se estima que sólo en linfedemas secundarios asociados a intervenciones de cáncer de mama, 3.000 mujeres cada año van a desarrollar linfedema en España", el problema es que la Administración carece de datos epidemiológicos que cuantifiquen el número de casos totales de linfedema y, especialmente, la indidencia y prevalencia del linfedema primario.