27 de mayo de 2019

Piden analizar todos los genes de los tumores: "En España nos estamos quedando atrás"

Piden analizar todos los genes de los tumores: "En España nos estamos quedando atrás"
HOSPITAL DEL MAR/SINC - ARCHIVO

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Ruth Vera, y el doctor Federico Longo, oncólogo médico en el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, han pedido introducir en la sanidad pública la secuenciación genómica exhaustiva, una técnica que detecta alteraciones en el genoma de los tumores que suelen ser pasados por alto por otro tipo de diagnósticos.

"Hay que incorporarla en nuestros hospitales de forma progresiva. En Estados Unidos, Alemania, Francia, Finlandia o Reino Unido ya se secuencia a todos los pacientes. En un mundo ideal, sin problemas de presupuesto, sería conveniente que se secuenciara a todos los afectados de cáncer. Esta es la única forma de prevenir y curar el cáncer. En España nos estamos quedando atrás. Si no la incorporamos, tendremos un problema", ha resaltado Vera durante la jornada 'La medicina personalizada de hoy y su futuro: una oportunidad para los tumores de origen primario desconocido', organizada por Roche.

Según ha explicado la doctora, la secuenciación masiva exhaustiva permite ya conocer por qué ocurre un tumor, diagnosticarlo precozmente y desarrollar fármacos dirigidos contra esas alteraciones. Tras detectar esos cambios en los genes que pueden ser relevantes y relacionarlos con posibles opciones de tratamiento con terapias dirigidas y/o inmunoterapias, se elabora un informe que recoge el perfil genómico personalizado del tumor de un paciente y sus posibles tratamientos.

Para ello, utiliza algoritmos avanzados que localizan todas las alteraciones únicas en el tumor de un paciente. Vera ha reconocido que esta técnica "no sería beneficiosa en todos los pacientes", pero en este caso, incluso, su información "se puede utilizar como datos clínicos, que son una información clave si se quiere curar el cáncer en el futuro". "Para eso, lo primero que tenemos que hacer es conocer bien el cáncer. Ha habido un cambio drástico, pero uno de los principales es conocer las alteraciones genéticas en las células que pueden dar lugar a ese cáncer", ha añadido la doctora.

"NOS FALTA ESTE ÚLTIMO PASO. TIENE QUE SER SÍ O SÍ"

Su incorporación en el sistema sanitario público ya se recoge en la Estrategia en Medicina Genómica, Personalizada y de Precisión para el Sistema Nacional de Salud (SNS) aprobada en enero en el Senado. Precisamente en este punto ha insistido Vera, quien ha recordado que otros países europeos ya han incorporado la técnica a través de una Estrategia Nacional. "En España nos falta este último paso. Tiene que ser sí o sí. Esperemos que ocurra con el cambio de Gobierno", ha señalado.

"Esta secuenciación no se está realizando en prácticamente ningún hospital español. Alguna comunidad autónoma está empezando a incorporarla, pero en este momento no hay nada establecido, hay bastante desorden y no está recogido en la Cartera de Servicios Comunes del SNS. Necesitamos un Observatorio para analizar cómo está la situación y designar unos centros de referencia a nivel estatal", ha detallado sobre los pasos a seguir para su "progresiva" implementación.

La técnica sería "especialmente útil" en tumores con muchas mutaciones, como el cáncer de pulmón, o en aquellos de origen desconocido, que representan alrededor del 2 por ciento del total de cánceres en España, según los datos aportados por el doctor Federico Longo. Este tipo de tumores se manifiestan en forma de metástasis pero se desconoce cuál es su origen exacto. Su supervivencia media es menor de un año.

Sobre este tipo de cánceres, Roche va a poner en marcha el ensayo clínico fase II 'CUPISCO', que va a analizar de forma exhaustiva el genoma de 872 pacientes de 101 centros de investigación. España será el país con mayor participación, tanto en número de centros (10) como de pacientes (100). La fase de reclutamiento se prolongará hasta noviembre de 2020 y los primeros resultados de supervivencia se esperan en el segundo trimestre de 2021. En el tercer trimestre de 2022 se concluirá el estudio con resultados más definitivos.