1 de octubre de 2012

Llamazares alerta de que el "bárbaro tijeretazo" a la Sanidad representa otro paso más para desmantelar el SNS

Llamazares alerta de que el "bárbaro tijeretazo" a la Sanidad representa otro paso más para desmantelar el SNS
EUROPA PRESS

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en materia sanitaria, el diputado Gaspar Llamazares, ha criticado la "nula voluntad" del Gobierno por proteger un sistema sanitario público, así como la "tala y el bárbaro tijeretazo" que ha emprendido en estos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013 en política sanitaria, con el objetivo de "desmantelar" el Sistema Nacional de Salud (SNS).

En declaraciones a Europa Press, el diputado de IU ha tachado de "extrema gravedad" el recorte emprendido en los Presupuestos al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, al mismo tiempo que ha destacado la "significativa tala" que el Gobierno ha ejecutado en el Plan Nacional sobre Sida, el de Drogas, así como en el Fondo de Cohesión sanitaria, que el año pasado ya se redujo y en las cuentas de 2013 se prevé de nuevo otra reducción a la mitad.

"Se trata de una demostración de que el Gobierno apuesta por un cambio de modelo, frente a sus declaraciones en favor de política sanitaria común. El Ejecutivo ha perdido su oportunidad de demostrar esa voluntad de igualdad de los ciudadanos ante la sanidad", ha advertido.

En su opinión, "cargarse" el Fondo de cohesión sanitaria y ver reducidas a la mitad sus partidas, un fondo que garantiza la igualdad de los ciudadanos ante el SNS y "que siempre ha sido muy precario", demuestra que el Gobierno no es que quiera cambiar el modelo "sino desmantelar el sistema".

LA DEPENDENCIA, UNA PÉRDIDA MÁS

A su juicio, otra prueba más de que el Gobierno apuesta por desmantelar el sistema es el recorte que ha emprendido en materia de dependencia, sobre todo en lo relacionado con las transferencias a las comunidades autónomas.

En este sentido, Llamazares considera que presentar enmiendas para intentar paliar la situación "de desamparo" queda en "papel mojado", dada la voluntad del Gobierno hasta el momento y teniendo en cuenta que las políticas sanitarias en lo que va de año han padecido un recorte de 7.000 millones de euros con el decreto, así como un 12 por ciento en las cuentas de 2012.

"Estamos ante un recorte que afecta a un cuarto del gasto sanitario, que es dramático, precisamente en el momento en el que hay más necesidad por parte de los ciudadanos y sectores más frágiles en protección sanitaria", ha agregado.