4 de agosto de 2015

Las mujeres y las personas raza negra tienen una menor esperanza de vida tras un ataque al corazón

Las mujeres y las personas raza negra tienen una menor esperanza de vida tras un ataque al corazón
EUROPA PRESS

   MADRID, 4 Ago. (Reuters/EP) -

   Las mujeres y los pacientes de raza negra pierden más años de su vida útil que las personas de raza blanca después de un ataque al corazón, según un estudio de que publica la revista del American College of Cardiology.

   Investigaciones anteriores han examinado el sexo y las diferencias raciales en la supervivencia después de un ataque al corazón, pero este ha sido el primer estudio para dar cuenta de la esperanza de vida más larga de las mujeres en la población general y la menor esperanza de vida de los negros.

   "Hemos comprobado que las mujeres y los pacientes negros están perdiendo más años de su vida después de un ataque al corazón porque no están recibiendo la misma atención sanitarias que las personas de raza blanca", ha aseverado el autor principal del estudio y director del Hospital Centro de Yale-New Haven de Investigación de Resultados y Evaluación, Harlan Krumholz.

LOS HOMBRES BLANCOS TIENEN UNA MAYOR SUPERVIVENCIA

   Para llevar a cabo el estudio, los expertos utilizaron datos del Proyecto Cooperativo Cardiovascular, un estudio de cohorte prospectivo que incluye a todos los beneficiarios de pago por servicio de Medicare dados de alta en los servicios de cuidados intensivos con un diagnóstico ataque al corazón a mediados de la década de 1990.

   El 48,1 por ciento de los pacientes eran mujeres y el 6,4 por ciento eran negras. En este sentido, los expertos comprobaron que las mujeres y los pacientes de raza negra tenían una mayor prevalencia de diabetes, hipertensión e insuficiencia cardiaca, en comparación con los hombres blancos.

   Después de 17 años de seguimiento, la tasa de supervivencia fue del 8,3 por ciento para los hombres blancos, 6,4 por ciento para las mujeres blancas, un 5,4 por ciento para los hombres negros y el 5,8 por ciento para las mujeres negras.

   De esta forma, los investigadores han estimado que un hombre blanco de 65 años de edad, pierde 5,1 años de vida después de un ataque cardíaco y una mujer blanca pierde 10 años, lo que traduce en una reducción del 29 por ciento en la vida restante para los hombres y una reducción del 41 por ciento para mujer.

   Por su parte, los hombres negros perdieron 0,3 años más que los hombres blancos y las mujeres negras perdieron un año más de vida que las mujeres blancas, lo que equivale a los pacientes negros pierden un 5 por ciento más de su vida útil que los pacientes blancos.