1 de junio de 2015

La personalización de la profilaxis mejora las terapias para la hemofilia

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La personalización de la profilaxis mejora los resultados de los tratamientos para la hemofilia, según lo demuestran las evidencias clínicas que prueban que el protocolo de tratamiento debe individualizarse tanto como sea posible en función de la edad, el acceso venoso, el fenotipo de sangre, la actividad física y la disponibilidad de concentrados de factor de coagulación, de manera "muy diferente" a como lo hacen las terapias convencionales a demanda, que se basan exclusivamente en dosis fijas ajustadas al peso del paciente.

Además, esta individualización en la profilaxis puede suponer un ahorro del gasto sanitario considerable. "Los estudios realizados en adultos comparando el tratamiento a demanda con la profilaxis, demuestran que en pacientes en profilaxis hay una disminución significativa de los sangrados pero con un incremento importante del coste del tratamiento. Con la profilaxis personalizada, al permitir realizar un ajuste de la dosis, se podría minimizar el gasto farmacéutico", ha comentado la doctora del servicio de Hematología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Rosario Pérez Garrido.

La experta se ha pronunciado así en el marco del 'XVII Workshop en Coagulopatías Congénitas' celebrado por Baxter, bajo el auspicio de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia. "En la infancia, la personalización permite a los profesionales adaptar los días de infusión para mantener niveles más elevados de factor VIII (del que carecen estas personas) cuando el paciente los requiere. En la adolescencia, las infusiones se pueden administrar en periodos de mayor actividad que pueden estar ocasionados por aumentos de la actividad física. Ya en la edad adulta, la profilaxis individualizada permite adaptarse a la vida sedentaria de algunos pacientes o a su estado articular", ha apostillado.

Asimismo, la doctora de Xerencia de Xestión Integrada de A Coruña, María Fernanda López, ha comentado que entre el 20 y el 30 por ciento de las personas con hemofilia grave y el 4 y el 10 por ciento de los pacientes con casos leves desarrolla en algún momento un inhibidor al tratamiento, lo que dificulta el tratamiento.

Concretamente, explica, con el desarrollo de estos inhibidores se producen episodios hemorrágicos graves, aparece o empeora la artropatía hemofílica, limitando la movilidad, se incrementa la necesidad de visitas frecuentes al hospital y el absentismo laboral y escolar. Todo ello influye "negativamente en la calidad de vida de los pacientes y merma su integración social.

Actualmente los únicos tratamientos capaces de eliminar los inhibidores son los esquemas de inmunotolerancia. Con ellos se consiguen erradicar los inhibidores en un gran porcentaje de pacientes. Sin embargo, tal y como ha apostillado esta experta, en aproximadamente el 30 por ciento de los casos no se erradicará el inhibidor con programas de inmunotolerancia o los pacientes no son subsidiarios de ser incluidos en uno de ellos.

PROFILAXIS CON LOS AGENTES 'BAIPÁS'

En estos casos, la mejor opción terapéutica es la profilaxis con los llamados agentes 'baipás'. "Los resultados de dos estudios ponen en evidencia la superioridad de la profilaxis frente al tratamiento a demanda en estos pacientes, con una reducción de las hemorragias del 60 o 72 por ciento. También han demostrado un incremento en la calidad de vida al prevenir o evitar la progresión de la artropatía y reducir hospitalizaciones y absentismo escolar y laboral", ha recalcado López.

Además, ha aseverado que el tratamiento de los episodios hemorrágicos agudos con ellos es "altamente eficaz", con tasas de respuestas que se aproximan al 90 por ciento de los casos. "Esto permite resolver la mayoría de los episodios hemorrágicos, con pocos efectos adversos, y realizar con seguridad las intervenciones y procedimientos invasivos que se precisen. "En este sentido, 'Feiba', un tratamiento de Baxter, tiene la ventaja de permitir infusiones más distanciadas entre las dosis, lo que facilita los programas domiciliarios", ha apostillado López.

Con el objetivo de optimizar el tratamiento de los pacientes, independientemente de su edad, condición clínica o de haber desarrollado o no inhibidores, Baxter ha lanzado recientemente una aplicación médica 'on line'. Se trata de un producto que permite realizar una profilaxis personalizada ajustada a la farmacocinética del paciente con tan solo dos muestras de sangre, en lugar de las once necesarias hasta ahora.

"Esta aplicación médica 'on line' ha puesto en manos de los clínicos la posibilidad de crear perfiles farmacocinéticos individuales y realizar un cálculo del régimen de dosificación más ajustado. Con esto podríamos optimizar el gasto farmacéutico a la vez que ajustamos los intervalos entre dosis, suponiendo una mejoría en la calidad de vida de los pacientes", ha zanjado Pérez Garrido.

Para leer más