24 de enero de 2019

Qué pasa con la técnica CRISPR y por qué la comunidad científica rechaza al chino He Jiankui

Qué pasa con la técnica CRISPR y por qué la comunidad científica rechaza al chino He Jiankui
YOUTUBE - ARCHIVO

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pasado mes de noviembre, el científico chino He Jiankui anunció al mundo que habían nacido dos niñas a las que había modificado su ADN, en concreto mediante la edición del gen CCR5, para impedir que éstas nacieran con el VIH, del que era portador su padre. Supuso una revolución a nivel internacional, no sólo en la comunidad científica.

Se trata de la primera vez que nacen dos seres humanos genéticamente modificados. Además, el científico chino lo hizo en la clandestinidad, aunque asegura en todo lo contrario, vulnerando las leyes de su país que impiden la modificación genética en humanos, así como diversos tratados internacionales al respecto.

De hecho, existe un claro consenso internacional en el ámbito de la Bioética por el que se rechaza, actualmente, y no sólo por razones de seguridad sino también éticas, el uso de la modificación genética en estados embrionarios que queda plasmado, entre otros, en la Declaración Universal de la UNESCO sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos de 1997, y en el Convenio del Consejo de Europa relativo a los Derechos Humanos y la Biomedicina de 1997, según recuerda el Comité de Bioética de España.

Desde China acusan a He Jiaunkui de buscar la fama y la fortuna a costa de este experimento. Pero no todo acaba ahí, el propio He dice que hay otra mujer embarazada a cuyo bebé modificó su ADN mediante la técnica CRISPR/Cas9 (repeticiones palindrómicas cortas agrupadas y regularmente espaciadas/sistema asociado a Cas9). Pero, ¿en qué consiste esta técnica? ¿Cuáles pueden ser sus implicaciones a nivel científico, pero también ético?

QUÉ ES EL GENOMA HUMANO Y CRISPR/Cas9

Para poder entenderlo, hay que comprender primero qué es el genoma humano, que este hombre ha logrado modificar. Así, en una entrevista con Infosalus, el catedrático de Genética de la Universidad de Navarra, el profesor Javier Novo, explica que se trata de un "manual de instrucciones", personal e intransferible, único para cada persona, que contiene las instrucciones de cómo se construirá ese ser humano desde que es embrión, hasta todos sus aspectos biológicos, cómo será su relación con el ambiente que le rodea, su predisposición a enfermedades o incluso el desarrollo de rasgos tan controvertidos como la inteligencia.

La técnica CRISPR de modificación genética, "muy sencilla y eficaz", según comenta el profesor del departamento de Bioquímica y Genética de la Facultad de Ciencias del citado centro universitario, es muy reciente. Fue en 2012 cuando se descubrió, aunque anteriormente ya numerosos proyectos de investigación trabajaban por modificar el genoma humano.

"Si nos imaginamos el genoma como un texto, la mejor manera de entender en qué consiste es compararlo con el corrector de Word. Si buscamos una palabra concreta y la corregimos, es lo que hace CRISPR. Hay una palabra en la que tenemos una errata, la encontramos y cambiamos la letra errónea", indica.

Así, determina que se trataría de una especie de maquinaria molecular que se introduce en las células y es capaz de encontrar la región específica que hay que corregir, para después romper el ADN en esa parte 'errónea' y que posteriormente sea la propia célula la que, con su propia maquinaria, la corrija. Eso sí, el profesor Novo advierte de que, por el momento, esta técnica "no es perfecta" y a veces corrige donde no debería. "No es 100% perfecta ni eficiente, aunque se está mejorando y llegará un momento en el que funcione prácticamente sin fallos", subraya.

Hasta ahora, según añade Novo, esta técnica se había empleado para corregir enfermedades en animales y ya, por ejemplo, se había conseguido corregir la distrofia muscular o la hemofilia en algunos animales.

Pero lo que ha hecho el científico chino es ir más allá porque ha modificado el ADN de dos embriones, es decir, no ha tomado la sangre de esos bebés ya nacidos y ha modificado sus células, sino que ha 'experimentado' con seres humanos por primera vez y además en su etapa embrionaria, lo que significa que no sólo modificará a estas dos personas únicamente, sino que este cambio en su genoma repercutirá sobre sus futuras generaciones.

"El paso de He ha consistido en modificar las células del embrión inicial. Este cambio afectará a todas las células de los cuerpos de esas niñas, incluidas las que se conocen como 'células germinales' (óvulos, en el caso de las niñas / espermatozoides si son niños), de forma que estos cambios afectarán a sus descendientes", añade el profesor de la Universidad de Navarra.

Aunque uno de los objetivos del científico chino con esta mutación genética haya sido demostrar que se puede modificar el genoma humano para impedir la infección por VIH, se sabe que esto puede conllevar aspectos negativos, como que aumenta la mortalidad del virus de la gripe o las menores serán más susceptibles de contraer otros virus. De momento las niñas se encuentran bajo observación médica. "Se desconocen los efectos a medio y largo plazo de esta modificación a día de hoy", apostilla.

A su vez, advierte de que hoy en día hay protocolos ya establecidos para que las menores no se hubieran contagiado del VIH, y que no requieren de la modificación del ADN, por lo que el empleo de CRISPR en este caso no estaría justificado.

Aunque Novo no ve implicaciones éticas a la hora de emplear CRISPR para modificar las células de un cuerpo, siempre que el objetivo sea curar la enfermedad de ese cuerpo una vez nacido, sí cree que puede haber complicaciones éticas a la hora de modificar el genoma de embriones, de forma que no sólo se realice ese cambio en el ADN de esa persona concreta, sino también en sus generaciones venideras.

"Si esta tecnología se emplea para crear humanos mejorados, se estaría introduciendo lo que se puede considerar una mejora 'a priori', pero a medio y largo plazo se desconocen sus efectos negativos. Además, ¿quién debe ser competente para decidir cuándo se hace una mejora en el genoma?¿Quién podrá tener acceso a estas tecnologías, sólo los ricos?", se pregunta el catedrático en Genética por la Universidad de Navarra.

Aquí alerta de la deriva eugenésica que esta técnica puede conllevar, al crear una "raza" humana mejorada genéticamente, a la que previsiblemente sólo pertenezcan los más pudientes, aumentando aún más las desigualdades entre el primer y el tercer mundo.

Aparte de modificar genomas a gran escala, Novo también considera que puede tratarse de un problema el experimento realizado por el científico chino en cuanto a la relación del ser humano con el medio ambiente y el equilibrio que existe con el resto de especies. "Desconocemos las consecuencias que esto puede tener", apostilla.