14 de enero de 2015

A partir de este jueves los proveedores de las Administraciones Públicas deberán facturar en formato electrónico

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Este miércoles 15 de enero entra en vigor la ley que obliga a las empresas proveedoras de las diferentes Administraciones Públicas a presentar sus facturas en formato electrónico. Según un estudio de la Fundación Seres parra analizar la evolución del estado de la cuestión, la mayoría de los proveedores están preparados.

El trabajo, llevado a cabo entre los meses de junio y septiembre, revela que "el 98 por ciento de las empresas conoce este cambio normativo". Asimismo, desde el mes de junio, "se ha reducido en un 14 por ciento el número de las empresas que, conociendo el cambio global, desconocían las consecuencias que tendrá en su actividad".

La fundación considera que esto supone un "punto crítico", ya que "hay normas que se han publicado recientemente, cambios técnicos de última hora y diversas problemáticas en los proyectos de determinadas Comunidades Autónomas y Administraciones Locales".

El director de marketing de Iberia y Latam, Alberto Redondo, destaca que este cambio en el nivel de conocimiento de las empresas es el resultado de los "esfuerzos de información y divulgación realizados por la Administración Pública, impulsados por 'red.es' y, especialmente, por la actividad dinamizadora del sector privado, sobre todo de los proveedores de soluciones y servicios".

GRANDES EMPRESAS, MÁS DESPACIO EN EL PROCESO DE ADAPTACIÓN

Según señalan desde la fundación, en este proceso de adaptación las grandes empresas "van más despacio ya que, en su caso resulta más complejo, al afectar el cambio a un mayor volumen de facturas y un mayor número de AAPPP con las que se opera". En el caso de las medianas empresas, a finales de septiembre, el 29 por ciento "afirmaba estar preparadas o muy cerca de estarlo".

No obstante, la situación era aún mejor en las pequeñas empresas y 'micropymes', ya que cerca del 48 por ciento de ellas afirmaba estar preparadas para asumir la nueva normativa.

En general, afirman, en el período de junio a septiembre de 2014 ha aumentado el porcentaje de empresas que están preparadas para afrontar la obligatoriedad. "El incremento más significativo se encuentra entre las grandes empresas que han aumentado en un 13 por ciento y las medianas, en un 15 por ciento", agregan.

Por regiones, las empresas más preparadas son las de Madrid, seguidas por las de Baleares y la ciudad autónoma de Melilla y, en un tercer grupo, las empresas gallegas, navarras y catalanas. "Se ha hecho bastante comunicación en las grandes provincias aunque todavía existe un poco de desinformación debido a que no se ha hecho un plan de difusión", explica Alberto Redondo añadiendo que "algunas comunidades limitan la interconexión y no facilitan un crecimiento lógico".