2 de junio de 2020

Organizaciones sociales reclaman un incremento del gasto sanitario de 1.000 euros por persona y año

Organizaciones sociales reclaman un incremento del gasto sanitario de 1.000 euros por persona y año
Un profesional sanitario frente a una cama vacía en el interior del hospital de campaña de IFEMA durante su último día de funcionamiento por la bajada de la presión asistencial. En Madrid (España) a 30 de abril de 2020. - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Médicos del Mundo, Salud por Derecho, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), además de otras organizaciones y sindicatos como UGT y CCOO, han entregado una serie de recomendaciones a los miembros de la Comisión de Reconstrucción del Congreso.

España cuenta en la actualidad con uno de los gastos sanitarios más bajos por habitante de la zona euro (1.667 euros frente a 2.660 euros de promedio de la UE, según Eurostat), lo que a juicio de estas organizaciones "se ha traducido en una importante merma de recursos de la red sanitaria pública que se ha hecho evidente con la crisis provocada por la COVID-19". Por ello, reclaman un incremento del gasto sanitario de 1.000 euros por persona y año.

"Una de las consecuencias más evidentes de la política de recortes que arrastramos en los últimos años, y que se ha agravado con la reciente crisis, es el déficit de camas hospitalarias, que se encuentra entre 50.000 y 70.000. O la precariedad con la que trabaja el personal sanitario (de medicina, enfermería, administración y trabajo social), que llevan años denunciando sus condiciones laborales sin ser atendidos y que han hecho un esfuerzo sin precedentes durante la pandemia", denuncian en un comunicado.

Al respecto, resaltan que prevenir posibles colapsos ante situaciones como otra ola epidémica "es responsabilidad de las distintas administraciones". "Pero la prevención se construye día a día desde el refuerzo de una Atención Primaria, infravalorada e infradotada, así como de un sistema social solidario e inclusivo. Una de las lecciones aprendidas que debemos extraer de esta traumática experiencia es que existe un vínculo ineludible entre la salud individual y la comunitaria", argumentan.

Así, consideran necesario contar con "un sistema sanitario de cobertura universal y con una amplia red de servicios sociales que incidan sobre los determinantes sociales de la salud (circunstancias en que las personas nacen, crecen, trabajan, viven y envejecen), garantizando a toda la población unas condiciones dignas de vida, la forma de prevención más efectiva ante la enfermedad". "Si algo ha puesto de manifiesto esta crisis es nuestra fortaleza como sociedad que reivindica la sanidad pública española como garante de nuestra salud", concluyen.