11 de junio de 2014

Las operaciones a corazón abierto se reducirán "drásticamente" en 10 años en beneficio de la cirugía percutánea

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La cardiología intervencionista es una de las especialidades que más ha evolucionado en los últimos años hasta el punto de que, según expertos de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en una década casi todas las operaciones a corazón abierto se reducirán "drásticamente" en favor de la cirugía percutánea.

Así lo han reconocido con motivo de la XXV Reunión Anual de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista que se celebra en Córdoba, donde el cardiólogo Ramiro Trillo ha celebrado que estas técnicas hayan supuesto "un antes y un después" frente a las cirugías "más agresivas e invasivas" mediante catéteres.

Gracias a la cirugía intervencionista se reduce drásticamente tanto la estancia hospitalaria del paciente como el tiempo en el que este puede reincorporarse a su actividad habitual. De hehco, prácticamente la mitad de los procedimientos pueden hacerse con ingresos más cortos y, en ocasiones, incluso sin necesidad de ingreso del paciente.

Aunque actualmente en España hay ya 333 cardiólogos intervencionistas, la SEC ha denunciado que la cifra "no se ha modificado en los últimos años". De hecho, han precisado, durante la crisis económica "incluso se ha reducido", por lo que los expertos advierten que profundizar en los recortes puede repercutir en la calidad de la asistencia prestada por el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Además, en este encuentro también han abordado que las técnicas intervencionistas han contribuido a la reducción de la mortalidad por enfermedad del corazón en hasta cuatro puntos.

Pese a ello, enfermedades cardiovasculares como infarto, ictus, insuficiencia cardiaca o enfermedades hipertensivas siguen situándose como la primera causa de defunción, siendo las responsables del 30,3 por ciento del total de fallecimientos que se producen en España, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) referentes a 2012.

LA IMPLANTACIÓN DE NUEVAS TÉCNICAS ES "LENTA Y DESIGUAL"

"Está demostrado que la correcta implantación de estas técnicas en complicaciones tan importantes como por ejemplo, el infarto, mejora enormemente la supervivencia del paciente, pero en España todavía se están estableciendo de forma lenta y desigual, por lo que es necesaria una buena organización sanitaria y la correcta dotación de recursos para que todos los pacientes tengan acceso", ha afirmado el doctor Trillo.

De igual modo, en el encuentro se ha destacado la importancia de concienciar a las administraciones sanitarias de la necesidad de seguir invirtiendo en innovación como se ha hecho hasta ahora para seguir mejorando el tratamiento a los pacientes.

En este sentido, el vocal de la Sección de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista de la SEC, José Ramón Rumoroso, ha defendido como la introducción del 'stent' ha supuesto un gran avance en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, especialmente en el infarto agudo de miocardio, logrando reducir su mortalidad hasta un 50 por ciento en los últimos años.