Once sociedades reclaman un abordaje coordinado de las personas con enfermedades urinarias

Once sociedades reclaman un abordaje coordinado de las personas con enfermedades urinarias
11 de diciembre de 2018 PIXABAY / PUBLICDOMAINPICTURES

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de once sociedades científicas se han unido para incidir, mediante el documento 'Criterios de derivación y manejo integral del paciente con STUI', presentado este martes, en un abordaje homogéneo, multidisciplinar e integral de las personas que sufren síntomas de tracto urinario inferior.

En concreto, el documento, que cuenta con la colaboración de Astellas, auna las perspectivas de Urología, Ginecología, Atención Primaria, Geriatría, Enfermería, Rehabilitación y Farmacia, todas las especialidades implicadas en el abordaje de estos pacientes.

Se ha planteado como una hoja de ruta que también pretende disminuir la variablidad clínica, hacer más ágil y eficiente el paso del paciente por el sistema sanitario y garantizar la continuidad asistencial y la mejora de la calidad de vida de los pacientes.

"En los síntomas de tracto urinario inferior es esencial el trabajo en equipo, pues intervienen en su diagnóstico, tratamiento, derivación y seguimiento diferentes especialistas de la Medicina, de la Enfermería y de la Farmacia", ha explicado el presidente dela Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA), el doctor Manuel Santiñá, en representación de todas las sociedades.

"El abordaje coordinado, sistematizado y multidisciplinar facilita el buen hacer de los profesionales sanitarios y que el paciente reciba la asistencia que necesita en cada momento, en función de la situación en la que se encuentre", ha agregado Santiñá.

En este sentido, durante la presentación, la miembro del área de Relaciones Institucionales de Astellas Pharma, Aurea Toledo, ha puesto de manifiesto que el motivo de la variabilidad asistencial está relacionado con la falta de protocolos asistenciales en el abordaje clínico y en el tratamiento y que no existen indicadores de calidad.

Los síntomas del tracto urinario inferior afectan a una elevada proporción de la población general y aumentan con la edad. En los hombres, destaca la hiperplasia benigna de próstata, que afecta a entre el 40 y el 90 por ciento de los hombres a partir de los 50 años.

No obstante, existen otras patologías del tracto urinario, cardíacas y metabólicas que pueden manifestarse con síntomas parecidos, por lo que la complejidad de estos síntomas en el hombre obliga a un diagnóstico detallado para planear la mejor estrategia terapéutica.

En las mujeres destaca la alta prevalencia de la incontinencia urinaria y vejiga hiperactiva, patologías que con frecuencia pasan desapercibidas en las consultas médicas. Sufren incontinencia urinaria entre el 30 y el 40 por ciento de las mujeres de mediana edad y hasta el 50 por ciento de las ancianas y vejiga hiperactiva un 23,6 por ciento de las mujeres mayores de 40 años.

"La participación de este conjunto de sociedades científicas indica la relevancia que tiene este problema de salud dada su prevalencia entre la población y la importancia que estas sociedades dan a que haya una buena coordinación entre los diferentes especialistas que participan en la atención a los pacientes que lo sufren", ha señalado el presidente de la SECA.

La presentación del documento, elaborado en red y compuesto por dos capítulos dedicado uno a la hiperplasia de próstata y otro a la incontinencia urinaria y la vejiga hiperactiva, tiene vocación nacional y de continuidad en el tiempo.

A lo largo de 2019 se realizarán reuniones regionales para difundir e involucrar a todos los profesionales implicados, lo que permitirá profundizar en las barreras actuales, que van desde una deficitaria integración entre los distintos niveles asistenciales hasta una falta de adherencia.

En el documento se ha evaluado la práctica clínica en diversos parámetros para aportar a los profesionales unas líneas de acción bien definidas y metodológicamente estructuradas. Los parámetros son detección, valoración diagnóstica y diagnóstico diferencial, papel multidisciplinar en el diagnóstico, tratamiento no farmacológico y farmacológico, seguimiento, criterios de derivación, problema de la adherencia y la calidad asistencial.

"Es integrador, con visión holística y realizado a partir de cuál es la situación y qué es lo que debemos hacer en base a la evidencia científica y a las buenas prácticas", ha matizado Santiñá.

CONOCER LAS BARRERAS

La continuidad permitirá conocer cuáles son las barreras "que impiden aplicar lo recomendable en la práctica diaria" de los síntomas de tracto urinario inferior, ha revelado el doctor Santiñá.

No obstante, "en el trabajo ya se tratan algunas de estas barreras, como la adherencia". En este sentido, el experto ha puesto de manifiesto que el 50 por ciento de las mujeres con vejiga hiperactiva no cumplen el tratamiento prescrito.

Además, cuando se inicia el problema, muchas mujeres no consultan directamente, bien por vergüenza o bien por la creencia de que está asociado al envejecimiento. La mayoría de las mujeres adoptan medidas de protección y, sólo cuando las pérdidas involuntarias de orina provocan una alteración importante en su vida diaria, se deciden a pedir ayuda a un profesional de la salud.

Sólo un 19 por ciento de los varones solicita asistencia sanitaria por un problema de estas características, y sólo un 10,2 por ciento recibe tratamiento médico. Incluso, de los que reciben tratamiento, la tasa de adherencia a los tratamientos farmacológicos es aproximadamente del 30 por ciento. La falta de adherencia se asocia a un mayor riesgo de ingreso y cirugía prostática.

Las personas afectadas por síntomas del tracto urinario inferior refieren problemas para salir de casa, realizar ejercicio físico o viajes o dificultades en sus relaciones sexuales. Además, se estima que hasta un 25 por ciento de las personas con incotinencia, vejiga hiperativa u otro síntoma urinario tienen problemas de índole laboral.

En cuanto a las barreras, el presidente de la SECA también ha mencionado la "necesaria mejora de la comunicación médico paciente y mejorar la continuidad asistencial porque falta integración entre los niveles asistenciales y no hay una adecuada comunicación entre profesionales".

MENSAJES DEL DOCUMENTO

En suma, el doctor Santiñá ha puntualizado que el documento también lanza mensajes a los pacientes, a los profesionales y al Sistema Nacional de Salud.

Para los pacientes, el documento recuerda que "no tienen por qué tener una mala calidad de vida si tienen un síntoma del tracto urinario inferior y que si siguen los tratamientos que les indican los profesionales la mejorarán", ha revelado el experto.

A los profesionales, que "hay que trabajar para poder prestar a los pacientes la atención que necesitan, eliminando aquellas barreras que lo impiden", mientras que al Sistema Nacional de Salud le indica que "el trabajo multidisciplinar en equipo, colaborativo, basado en la evidencia científica y en las buenas prácticas es el que está demostrando que obtiene mejores resultados clínicos y mayor satisfacción de los pacientes".

Han participado en la elaboración del proyecto la Asociación Española de Urología, la Asociación Española de Enfermería Urológica, la Sociedad Española de Calidad Asistencial, la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria, la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontología y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia.

Además, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física y la Sociedad Iberoamericana de Neurología y Uroginecología.