24 de enero de 2020

La OMS resuelve que es "demasiado pronto" para declarar la emergencia internacional por el coronavirus

La OMS resuelve que es "demasiado pronto" para declarar la emergencia internacional por el coronavirus
Una mujer con una mascarilla para evitar contagiarse en China. - RECTORADO UNIVERSIDAD COMPLUTENSE

   Alerta del peligro de la enfermedad en China y otros países de la región

   MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha resuelto este jueves que el "demasiado pronto" para declarar la emergencia de salud pública internacional a raíz del brote del nuevo coronavirus en China tras dos días de reuniones para abordar la situación.

   La Comisión de Emergencia de la OMS sobre el nuevo coronavirus ha subrayado la naturaleza "restrictiva" y "binaria" del virus, pero ha alertado de que en China, donde han muerto por el momento 17 personas y más de 500 se han visto afectadas, sí constituye una emergencia.

   En este sentido, ha instado a aunar esfuerzos en el marco de una misión internacional multidisciplinaria que incluye a expertos chinos y ha destacado que dicha misión investigará la fuente del brote, la extensión y transmisión entre personas y la supervisión de las medidas puestas en marcha en las diferentes provincias chinas.

   Además, la misión abordará las medidas de mitigación y contención de la enfermedad y la supervisión de las infecciones respiratorias agudas en las regiones afectadas.

   El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha confirmado que "no declarará la emergencia internacional hoy". "Como ayer, la Comisión de Emergencia se ha mostrado dividida sobre si el brote del nuevo coronavirus supone una emergencia internacional", ha aseverado.

   "No os equivoquéis. Es una emergencia en China, pero no se ha convertido en una emergencia global aún. El brote tiene un gran peligro en China, así como en la región", ha sostenido.

   Según Tedros, se han confirmado 584 casos, 575 de ellos en China, donde han muerto 17 personas. Otros nueve casos están repartidos en Japón (1), Corea del Sur (1), Singapur (1), Estados Unidos (1), Vietnam (1) y Tailandia (4). Todos los pacientes habían viajado recientemente a Wuhan, la ciudad epicentro del brote.

   "Estamos informados sobre otros posibles casos en otros países, pero estos apenas están siendo investigados", ha dicho.

   El jefe de la OMS ha asegurado que, hasta el momento, se ha confirmado que el virus puede causar una enfermedad grave y puede ser mortal, pero en la mayoría de los casos solo produce síntomas leves.

   "De aquellos que han sido infectados, un cuarto de ellos ha experimentado síntomas graves, mientras que aquellos que han muerto padecían de otras condiciones médicas como hipertensión, diabetes o enfermedades cardiovasculares que debilitaban su sistema inmunológico", ha explicado.

   Además, ha manifestado que se ha transmitido de persona a persona en China, pero que por ahora esta propagación se encuentra limitada a grupos de familiares y trabajadores de sanidad que cuidan de los pacientes infectados.

   "En este momento no hay evidencia de transmisión persona a persona por fuera de China, pero no significa que no va a suceder", ha garantizado antes de aclarar que es más lo que no se sabe del coronavirus que lo que sí.

   "No sabemos de dónde viene, no sabemos qué tan fácil se contagia y tampoco entendemos sus características clínicas o su severidad", ha resaltado.

UN PAÍS EN ALERTA

   El Gobierno chino ha decidido cerrar por completo Wuhan, una ciudad portuaria con 11 millones de habitantes en la que comenzó el brote. Los vuelos y las líneas de trenes han sido cancelados, así como el servicio de buses y ferris.

   Las autoridades chinas también han expandido las restricciones de viaje a varias ciudades cercanas como Huanggang, Ezhou, Chibi y Zhijiang, que incluyen cierres completos o parciales del transporte público y afectan a millones de personas a pocos días de la celebración del Año Nuevo Lunar. Tradicionalmente, las festividades movilizan a miles de personas dentro y fuera del país.

   Pekín y otras grandes urbes han anunciado que cancelarán los festejos de Año Nuevo para evitar contagios.

   Unas 30.000 personas vuelan a diario desde Wuhan, de acuerdo con datos oficiales. En total unas 25 provincias chinas han registrado casos de la enfermedad, unos 5.897 contactos con personas enfermas han sido supervisados por las autoridades, de los que 4.928 aún se encuentran bajo vigilancia médica.