24 de julio de 2016

Tus ojos, una ventana hacia tu salud

Tus ojos, una ventana hacia tu salud
GETTY/DAISY DAISY

MADRID, 24 Jul. (INFOSALUS) -

Los ojos son uno de nuestros bienes más preciados ya que nos permiten conocer la realidad que nos rodea. Una especie de ventana hacia el mundo que también puede servir a otros para saber más sobre nosotros y, más concretamente, sobre nuestro estado de salud. Y no sólo hablamos de problemas de la visión.

De hecho, según reconoce el oftalmólogo Richard Gans, de la Clínica Cleveland (Estados Unidos), con un sencillo examen ocular se pueden detectar múltiples problemas de salud sistémicos que, en caso de no conocerse, es preciso diagnosticar para llevar un adecuado seguimiento y evitar que vayan a más. Te contamos cuáles son las más frecuentes:

1. Diabetes.

Lo que se conoce como retinopatía diabética consiste en el deterioro de los vasos sanguíneos del ojo y sus efectos pueden observarse incluso antes de que la visión pueda verse afectada. "Podemos ver áreas de sangrado e inflamación en la retina, o anomalías en el desarrollo de vasos sanguíneos que son propias del daño causado por la diabetes", ha explicado este experto.

Cuando se detecta se pueden utilizar terapias con láser o tratamientos farmacológicos para reparar el daño de los vasos sanguíneos. No obstante, en aquellos casos en los que el sangrado es demasiado grave se puede recurrir a la cirugía.

2. Hipertensión.

"Si la presión arterial está elevada puede causar un daño permanente para la vista al afectar a la circulación dentro del ojo", dice el doctor Gans, que recuerda que este problema también puede ser un primer indicio de que un paciente sufre hipertensión.

3. Enfermedades inflamatorias.

En ellas se incluyen las enfermedades de tipo intestinal, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, y lupus. En todos los casos, explica este experto, exista una relación conocida entre estas patologías y un mayor riesgo de inflamación en el ojo.

Las consecuencias más habituales son la aparición de uveítis, una inflamación de la capa media del ojo, llamada úvea, que "si no se trata puede causar daños permanentes en el ojo".

4. El cáncer metastásico.

"Los tumores rara vez tienen manifestaciones en el ojo", ha reconocido Gans, si bien algunos tipos sí pueden alcanzar al ojo en caso de metástasis.

Entre los más frecuentes está el melanoma, un tipo de cáncer de piel que suele expandirse a otras partes del organismo. Otro que también puede causar metástasis en el ojo es el cáncer de mama, hasta el punto de que pueden observarse en ellos indicios de que el tumor se ha diseminado antes de que otras pruebas lo corroboren.