10 de diciembre de 2018

Los oftalmólogos lanzan una mensaje de "tranquilidad" a los pacientes que han sido intervenidos con lentes intraoculares

Los oftalmólogos lanzan una mensaje de "tranquilidad" a los pacientes que han sido intervenidos con lentes intraoculares
IMO - ARCHIVO

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Profesional de Oftalmólogos de España ha lanzado un mensaje de tranquilidad para todos los pacientes de España que han sido o van a ser intervenidos con lentes intraoculares, ya que pasan "numerosos y estrictos" controles de seguridad antes de ser implantados.

"La seguridad y la eficacia del implante de estas prótesis están sobradamente demostradas desde hace varias décadas y no existe ninguna duda científica al respecto. El implante de una lente intraocular es hoy día imprescindible en cada cirugía de cataratas que realizamos. Por ello queremos que los pacientes no tengan ninguna incertidumbre en relación a este acto médico y que sigan confiando en los oftalmólogos y en nuestro buen hacer médico", ha dicho la organización.

Por tanto, prosigue, los oftalmólogos españoles no implantan "ninguna" lente intraocular que no cumpla con la legalidad y la normativa sanitaria europea, ni son responsables ni tienen relación con los trámites de aprobación de productos sanitarios llevados a cabo por parte de la Administración, así como tampoco con la obtención de marcados con el certificado CE de los mismos.

Los estudios clínicos de seguimiento de los pacientes, realizados una vez aprobado el producto para su uso en clínica, son los que sirven para comunicar alertas sanitarias y, según ha insistido la organización, los oftalmólogos son los primeros interesados en velar por la seguridad de los pacientes, ya que se deben a un código deontológico cuyo objetivo es el bien para los pacientes.

"La lente 'Acrysof-Cachet', fabricada y comercializada por Alcon, una de las prótesis causantes de la polémica y la única que afecta a la oftalmología, es una lente que se utilizó para la corrección quirúrgica de la miopía y fue descatalogada hace ya cuatro años. Cuando fue implantada en España cumplía con toda la normativa vigente en España y en Europa. Los oftalmólogos fuimos los primeros sorprendidos y sufrimos gran preocupación al encontrar problemas derivados de su uso, que al ser comunicados como alertas sanitarias, llevaron a la retirada de los avales y certificados para proseguir su distribución", ha dicho.

Finalmente, la organización ha solicitado un "mayor control" en estos aspectos y se ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias para dar su opinión de expertos cada vez que se les requiera.