23 de enero de 2020

OCU recomienda conservar los principales informes médicos en caso de visitar a nuevo especialista o cambiar de domicilio

OCU recomienda conservar los principales informes médicos en caso de visitar a nuevo especialista o cambiar de domicilio
Historia clínica digital - EUROPA PRESS/SESCAM - ARCHIVO

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La OCU ha recordado la importancia de conservar los principales informes médicos, sobre todo a la hora de visitar a un nuevo especialista, cambiar de domicilio o estar de viaje, ya que esto contribuirá a una evaluación "más rápida y exacta" del estado de salud.

Ha señalado también que, en el caso de perder algun informe básico, se puede solicitar la historia clínica al centro sanitario. Esta historia clínica, explican, no solo contiene los datos administrativos del paciente sino también todo tipo de informes médicos como exploraciones, pruebas realizadas, anestesia, quirófano, anatomía patológica o aplicación de tratamientos.

Recomiendan para ello dirigirse al centro concreto en donde se haya sido atendido, ya que "no siempre hay una única historia clínica", puesto que cada centro cuenta con su propia historia clínica a partir de las visitas que haya hecho el paciente.

La historia clínica se puede pedir en persona, acudiendo a la Oficina de Atención al Paciente y presentando una solicitud junto a una copia del DNI, o de forma telemática, a través de los servicios de salud autonómicos por medio de firma electrónica, DNI digital o Cl@ve. Según explican, la copia ofrecida es gratuita (salvo que se elija un soporte de coste elevado como un disco duro externo) y no es necesario justificar el motivo de la solicitud.

En este sentido, recuerdan que en caso de que se niegen a facilitarla, se puede reclamar a las autoridades sanitarias autonómicas y a la Agencia de Protección de Datos.

Por último, recomiendan no facilitar los datos a terceros, por ejemplo en aplicaciones deportivas, de actividad o de aseguradoras, ya que se trata de información privada y confidencial "cuya custodia compete al profesional sanitario que le atendió y al centro sanitario".