25 de julio de 2019

Ocho consejos para preparar un viaje de verano con garantías de salud

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Espriu, formada por las instituciones sanitarias Asisa, Autogestió Sanitria SCCL, Lavinia SCoop e Instalaciones Asistenciales Sanitarias Scias SCC, recuerda la importancia de tomar precauciones de salud a la hora de viajar, especialmente cuando el destino son lugares exóticos.

"Los preparativos sanitarios y asistenciales son tan importantes como cualquier otro aspecto del viaje. Especialmente cuando viajamos a destinos muy diferentes a nuestro lugar de origen debemos tomar las precauciones necesarias para proteger nuestra salud y minimizar el riesgo de contraer enfermedades transmisibles", ha apuntado Carlos Zarco, director general de la Fundación Espriu.

Desde la fundación lanzan ocho consejos para evitar los dos riesgos principales que existen a la hora de emprender un viaje, que son "por un lado, los derivados del propio viaje, y por otro no debemos olvidar los relacionados con las enfermedades preexistentes de la persona", ha señalado Zarco, haciendo referencia a las patologías crónicas.

1. Conocer el destino. Es fundamental pensar en el clima, las condiciones y costumbres de higiene del lugar de destino, el saneamiento de los edificios y las aguas residuales, posibles especies venenosas y los principales peligros a los que se pueden exponer los viajeros, entre otros factores.

2. Conocer medidas sanitarias específicas. En ocasiones es necesario vacunarse si se viaja a lugares con alto riesgo de contagio de enfermedades transmisibles o tomar cierta medicación. En este caso, se recomienda acudir a un centro especializado con 6 u 8 semanas de antelación.

3. Informar a su médico. En ocasiones es necesario poseer un informe clínico para poder viajar con un medicamento sin que éste sea requisado en el aeropuerto o la aduana, por lo que es conveniente informar al médico de cabecera.

4. Dotarse de un botiquín básico. Se aconseja preparar un neceser con material de cura, desinfectante, tiritas, loción anti picaduras de mosquitos dependiendo de la zona, termómetro y algún analgésico, ya que no en todos los países podemos conseguir los mismos medicamentos que en España o quizás no sepamos cómo hacerlo.

5. Conocer la cobertura sanitaria del lugar de destino. Es imprescindible conocer cuál es la cobertura sanitaria del lugar de destino. Cuando se viaja fuera de Europa es recomendable contratar un seguro de viaje que cubra todas las necesidades médicas que puedan surgir.

6. Prestar especial atención al agua. El agua es una de las principales fuentes de contagio por lo que es imprescindible conocer las condiciones de la misma en cuanto a calidad y potabilidad. Se aconseja beber agua siempre embotellada y evitar el consumo de hielos así como los baños en agua dulce, puesto que puede tratarse de agua contaminada.

7. Tener cuidado con los mercados callejeros y la comida local. El sistema digestivo es muy sensible a los cambios, por lo que es muy conveniente conocer, en la medida de lo psible, las condiciones de aquello que se va a ingerir. Se debe evitar consumir carne y pescado crudo, el huevo o pelar nosotros mismos la fruta. Todo ello evitará afecciones como la gastroenteritis u otros virus estomacales.

8. Tener en cuenta la vestimenta. En caso de que se prevea una exposición al sol prolongada, se debe usar protección solar, sombrero y gafas de sol. Del mismo modo, se debe elegir el calzado más óptimo para el tipo de viaje que se va a realizar y si fuese necesario una mosquitera que permita cubrise a la hora de dormir.

Para leer más