Un objetivo intensivo de tensión arterial en hipertensos con enfermedad cardiovascular no obtiene beneficios netos

Un objetivo intensivo de tensión arterial en hipertensos con enfermedad cardiovascular no obtiene beneficios netos
3 de abril de 2018 UPNA

PAMPLONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Recomendar a personas hipertensas con enfermedad cardiovascular un objetivo de tensión arterial más bajo que el habitualmente admitido no se traduce en un beneficio clínico neto, en cuanto a muertes, eventos cardiovasculares y otros tipos de daños graves.

Así lo constata el farmacéutico Luis Carlos Saiz Fernández (Las Palmas de Gran Canaria, 1972), miembro de la Sección de Innovación y Organización del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), en su tesis doctoral defendida en la Universidad Pública de Navarra (UPNA). Su investigación incluyó cuatro ensayos clínicos con casi 8.000 participantes.

"Muchas personas con enfermedades cardiovasculares tales como infarto de miocardio, angina de pecho, ictus o enfermedad periférica vascular son al mismo tiempo hipertensas", señala Luis Carlos Saiz, cuya tesis doctoral ha sido calificada con sobresaliente 'cum laude'.

Según apunta el especialista, algunas guías clínicas recomiendan alcanzar una tensión arterial igual o menor a 135 / 85 mmHg en las personas hipertensas con enfermedad cardiovascular, en lugar de adoptar el objetivo más estándar, que suele ser igual o menor a 140-160 / 90-100 mmHg. "Hasta el momento no está claro si ser más agresivo con los objetivos de tensión arterial es la mejor estrategia para esta población concreta", añade.

Por ello, Luis Carlos Saiz evaluó todas las pruebas científicas que respondiesen a esta pregunta clínica: si, en personas hipertensas con enfermedad cardiovascular ya establecida, se debía o no perseguir un objetivo de tensión arterial más bajo del habitualmente admitido, según ha explicado la UPNA en una nota.

En su revisión, se incluyeron cuatro ensayos clínicos con 7.938 participantes. "Los participantes fueron seguidos durante una media de 3,7 a 4,7 años", apunta el autor de la tesis, que ha sido dirigida por Juan Erviti López, jefe de la Sección de Innovación y Organización del SNS-O antes mencionada.

La investigación consistió en "reunir los datos de todos los ensayos clínicos disponibles, comparar los resultados en términos de mortalidad y eventos adversos del objetivo intensivo de tensión arterial frente al estándar, y concluir si había o no diferencias entre ellos", según indica el nuevo doctor.

PRINCIPALES CONCLUSIONES

Tras el estudio, "no se encontraron diferencias en la mortalidad de los participantes al comparar la estrategia de un objetivo intensivo con el estándar". "El único beneficio significativo a favor del objetivo intensivo fue un ligero descenso en los eventos cardiovasculares totales, sobre todo, infartos de miocardio e infartos cerebrales. Sin embargo, cuando se tuvo en cuenta el total de los eventos adversos graves ocurridos -muertes, eventos cardiovasculares y otros tipos de daños graves-, no se pudo constatar un beneficio clínico neto", expone.

Por ello, después de analizar las mejores pruebas científicas, "los datos obtenidos no respaldan la recomendación de un objetivo intensivo de tensión arterial en pacientes hipertensos con enfermedad cardiovascular establecida". "No obstante, actualmente hay en marcha varios ensayos clínicos que podrían modificar, en un futuro, estas conclusiones", añade.

Luis Carlos Saiz es licenciado en Farmacia (orientación Clínico-Sanitaria), con premio de Grado, por la Universidad de Salamanca; especialista en Farmacia Hospitalaria, una formación que adquirió en el Hospital Universitario de Getafe (Madrid); diplomado en farmaeconomía y análisis del uso de los medicamentos por la Escuela Nacional de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III; y doctor en Ciencias de la Salud por la UPNA. Antes de trabajar en el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, ejerció como farmacéutico de Atención Primaria en el Servicio Madrileño de Salud.

Autor de una veintena de artículos de investigación en publicaciones científicas y del libro 'Manual del Farmacéutico de Atención Primaria', Luis Carlos Saiz es investigador principal de dos proyectos con financiación pública y autor de veinte comunicaciones científicas en congresos nacionales.

Además, forma parte del comité ejecutivo de la 'International Society of Drug Bulletins' y es miembro del comité de redacción del 'Boletín de Información Farmacoterapéutica de Navarra' (Bit) del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea. En 2013, obtuvo el Premio a la Mejor Idea de Investigación Sanitaria en Atención Primaria sobre Población Pediátrica en el 1er Concurso INbIdea, convocado por Navarrabiomed (centro mixto de investigación biomédica del Gobierno de Navarra y la propia UPNA).