13 de mayo de 2019

Un nuevo enfoque contra la preeclampsia utiliza perlas magnéticas que reducen los niveles de una molécula dañina

Un nuevo enfoque contra la preeclampsia utiliza perlas magnéticas que reducen los niveles de una molécula dañina
GETTY IMAGES / ADENE SANCHEZ YURI ARCURS YAPR

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

Investigadores franceses han desarrollado un nuevo enfoque contra la preeclampsia que utiliza perlas magnéticas funcionalizadas. Pruebas preliminares de laboratorio muestran que redujeron con éxito los niveles en la sangre de una molécula dañina que se eleva durante la preeclampsia, según una nueva investigación en la revista 'Hypertension de la American Heart Association'.

La preeclampsia es una complicación del embarazo caracterizada por hipertensión y disfunción renal que afecta a aproximadamente el 6 por ciento al 8 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos que dan a luz cada año. La preeclampsia es responsable de complicaciones graves para la madre (convulsiones, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal, disfunción hepática) y el bebé (bajo peso al nacer, parto prematuro, muerte fetal).

La afección también aumenta el riesgo de una mujer de padecer enfermedades cardiovasculares en el futuro (accidente cerebrovascular y presión arterial alta). Actualmente, no hay cura para la preeclampsia, y solo el parto puede aliviar los síntomas.

Los investigadores se centraron en una molécula, llamada sFlt-1, que la placenta libera en el torrente sanguíneo de la mujer y aumenta hasta niveles altos durante la preeclampsia. Los niveles altos de sFlt-1 son responsables de la disfunción de la pared de los vasos sanguíneos, contribuyendo a la presión arterial alta y de atrapar otras dos moléculas importantes que mejoran la función de la pared de los vasos sanguíneos llamadas VEGF y PIGF.

Usando la sangre de mujeres con preeclampsia, los investigadores realizaron pruebas de laboratorio para ver si las perlas magnéticas esencialmente podían arrastrar fuera de circulación el sFlt-1, liberando así los niveles de VEGF y PIGF.

Los primeros resultados mostraron que las perlas magnéticas redujeron el sFlt-1 en un 40% y liberaron hasta dos veces más PIGF, lo que redujo la proporción de sFlt-1/PlGF en un 63 por ciento.

"Este fue un estudio de prueba de concepto y nuestro enfoque apunta a restaurar los niveles fisiológicos de los factores angiogénicos", ha señalado el autor principal del estudio, Vassilis Tsatsaris, profesor de obstetricia y ginecología en el Hospital Cochin en París, quien afirma que "la reducción de sFlt-1 y la liberación de factores angiogénicos es muy significativa y prometedora".

Los factores angiogénicos son cualquiera de los grupos de sustancias presentes en la circulación, la mayoría de los cuales son polipéptidos (es decir, angiogenina, factor de crecimiento de fibroblastos, factores de crecimiento de transformación y algunos lípidos) que ayudan a formar los vasos sanguíneos.

Basándose en el éxito de estos primeros hallazgos, Tsatsaris y sus colegas desearían ampliar su estudio y repetir estos experimentos para ver si este enfoque puede controlar la preeclampsia y prolongar el embarazo mientras reduce los riesgos de prematuridad para el bebé.