18 de mayo de 2015

Nuevo abordaje "integral" de pacientes con esquizofrenia

"Además de intentar que deje de oír voces, el médico debe procurar que el paciente vuelva a estudiar o a trabajar"

Nuevo abordaje "integral" de pacientes con esquizofrenia
EUROPA PRESS

   BARCELONA, 18 May. (EUROPA PRESS) -  

   Una veintena de expertos mundiales han creado un protocolo internacional para el abordaje "integral" de la esquizofrenia, con el objetivo de que el tratamiento no se centre tanto en la mera prescripción de antipsicóticos y tenga en cuenta las necesidades sociales de los pacientes.

 NECESIDADES SOCIALES DE LOS PACIENTES

   La herramienta, coordinada por la Universitat de Barcelona (UB) y el complejo asistencial Benito Menni de Germanes Hospitalàries del Sagrat Cor de Jesús, se ha presentado este viernes en rueda de prensa en Barcelona, coincidiendo con la jornada de divulgación internacional 'Classification of Functioning, Disability and Health: Catàleg de necessitats de l'esquizofrènia'.

   El adjunto de Dirección Médica de Benito Menni Casm Emilio Rojo, ha destacado que el nuevo protocolo se basa en las 1.454 categorías establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para registrar las características de la salud de las personas en base a su situación personal y entorno, aplicables a cualquier enfermedad: "Hemos comprobado que, de todas ellas, hay 25 que se repiten en los pacientes esquizofrénicos, sean del lugar del mundo que sean".

   Estas 25 categorías que conforman el protocolo, y "que deberán ser validadas por la OMS en unos dos años", permitirán a cualquier especialista conocer las necesidades sociales especificas de los pacientes con esquizofrenia y actuar en base a ellas, ha explicado la catedrática de Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Facultad de Psicología de la UB Juana Gómez-Benito.

   Entre las necesidades sociales comunes en la mayoría de pacientes que ha permitido detectar la nueva herramienta destacan la pérdida de atención dividida --dificultad para llevar a cabo más de dos tareas a la vez--, distorsión de la función perceptual --sensación de oír voces-- y pérdida de motivación.

   Hasta ahora, estos aspectos se trataban con fármacos, sin tener en cuenta la afectación social que esto implica, como decaimiento y alienación social: "Además de intentar que deje de oír voces, el médico debe procurar que el paciente vuelva a estudiar o a trabajar", ha dicho Rojo.

RECURSOS PÚBLICOS PARA LA ESQUIZOFRENIA

   Las 25 categorías detectadas "se han puesto a disposición de toda la comunidad científica y profesional, ya que tienen un lenguaje común y pueden aplicarse a cualquier paciente", a la espera de que las administraciones destinen recursos para poder atender a las necesidades que se detecten en cada individuo.

   Además de multitud de expertos, en la elaboración del documento han participado pacientes y familiares, como Mercè Martín, que ha celebrado la elaboración del nuevo documento como "un paso más para favorecer la integración de las personas con esquizofrenia y mejorar la calidad de vida de las familias".

   Martín ha lamentado que la esquizofrenia "sufre carencias en todos los ámbitos", y ha enumerado la falta de información sanitaria, la poca coordinación entre los dispositivos asistenciales, la escasez de personal de apoyo a las familias y la reducida oferta de plazas residenciales, entre otras.

   "Los médicos tienden a silenciar los síntomas con fármacos, y así vamos tirando, pero lo que es verdaderamente necesario es un apoyo integral que atienda las necesidades sociales de pacientes y familias", ha dicho Martín, y ha destacado que el nuevo protocolo supone un paso más en esta dirección.

Para leer más