Nuevas microagujas pueden extaer mucho líquido intersticial, clave para diagnosticar enfermedades graves

Nuevas microagujas pueden extaer mucho líquido intersticial, clave para diagnosticar enfermedades graves
3 de enero de 2019 RANDY MONTOYA, SANDIA NATIONAL LABORATORIES

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Sandia National Laboratories (Estados Unidos) han desarrollado una técnica que utiliza microagujas capaces de extraer cantidades relativamente grandes de líquido intersticial, que se esconde justo debajo de la piel y podrían ser claves para realizar pruebas en varias enfermedades graves.

Cuando las personas se encuentran en las primeras etapas de una enfermedad no diagnosticada, los primeros pasos son las pruebas que conducen al tratamiento. Hasta ahora, las microagujas (agujas pequeñas y huecas de acero inoxidable) han drenado pequeñas cantidades de líquido intersticial necesarias para analizar los niveles de electrolitos, pero no podían extraer suficiente líquido para hacer más prácticas las pruebas médicas más complicadas.

"Creemos que el fluido intersticial tiene un potencial de diagnóstico tremendo, pero ha habido un problema con la recolección de cantidades suficientes para el análisis clínico. El líquido intersticial dérmico, debido a sus importantes funciones reguladoras en el cuerpo, en realidad transporta más células inmunitarias que sangre, por lo que incluso podría predecir la aparición de algunas enfermedades más rápidamente que otros métodos", explica Ronen Polsky, el líder del estudio, que se ha publicado en la revista 'Communications Biology'.

Las cantidades relativamente grandes de líquido intersticial puro extraído, que nunca antes se han logrado, hacen posible crear una base de datos de moléculas comprobables, como proteínas, nucleótidos, moléculas pequeñas y otras vesículas de señalización de célula a célula llamadas exosomas.

El nuevo protocolo de extracción de microagujas logró sus últimos resultados al modificar una técnica descrita en un documento de 1999. "El texto anterior mostraba menos de un microlitro por inserción y nuestras nuevas agujas obtienen hasta 2 microlitros por aguja. Al crear matrices de agujas, nuestra cantidad extraíble aumentó de 2 microlitros a hasta 20 microlitros en humanos", detalla el investigador.

El fluido intersticial, el fluido transparente que rodea a todas las células humanas, se experimenta comúnmente como el líquido que inflama las ampollas. Es tan importante para el transporte de biomoléculas entre las células y como intermediario entre la sangre y el sistema linfático que algunos investigadores se han referido a él como otro órgano corporal.

La ventaja del líquido intersticial para los pacientes es que se puede sondear con agujas de 1,5 milímetros, que son demasiado cortas como para alcanzar los nervios que causan dolor. Tampoco tiene glóbulos rojos para enturbiar los resultados de las pruebas. Hasta esta última investigación, el fluido solo tenía una dificultad: la incapacidad de los investigadores para recolectar suficiente cantidad de fragmentos de células intactas para realizar un número adecuado de pruebas para una caracterización completa.

Contador

Lo más leído