18 de febrero de 2019

Una nueva técnica PET muestra buenos resultados en detección de tromboembolismo venoso agudo, según estudio

Una nueva técnica PET muestra buenos resultados en detección de tromboembolismo venoso agudo, según estudio
HOSPITAL VIRGEN DEL ROCÍO - ARCHIVO

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo marcador de tomografía por emisión de positrones/tomografía computarizada (PET/CT) denominado 18F-GP1 ha mostrado una excelente calidad de imagen y una alta tasa de detección para el diagnóstico de tromboembolismo venoso agudo (TEV).

En este primer estudio realizado en humanos, que ha sido publicado en la revista 'The Journal of Nuclear Medicine', la técnica ha sido bien tolerada por los pacientes, y también ha identificado coágulos de sangre en las venas distales de la pierna debajo de la rodilla, donde las imágenes convencionales tienen limitaciones.

El TEV agudo es una enfermedad que incluye la trombosis venosa profunda de la pierna o la pelvis y su complicación, la embolia pulmonar, que puede ser mortal. Los síntomas y signos altamente variables e inespecíficos de la TEV a menudo resultan en un diagnóstico demorado o inexacto. Para el TEV agudo, el diagnóstico oportuno y preciso es crítico para acelerar el inicio de una estrategia terapéutica efectiva.

Los investigadores, del Centro Médico Asan en la Universidad de Ulsan (Corea del Sur), realizaron un estudio prospectivo para obtener una prueba de concepto clínica para la obtención de imágenes de PET con trombo. La seguridad y el rendimiento diagnóstico de la PET/TC 18F-GP1 se evaluó en 20 pacientes con trombosis venosa profunda aguda o embolia pulmonar. Cada paciente tenía signos o síntomas de TEV y uno o más focos de TEV confirmados por imágenes estándar.

Tras la revisión de la imagen, los investigadores encontraron que la captación de 18F-GP1 del trombo era fácilmente distinguible de la acumulación de sangre. Además, se observó una correlación positiva entre la captación de 18F-GP1 y la expresión de P-selectina en las plaquetas circulantes, que muestra la presencia de plaquetas activadas y TEV aguda. La PET/TC 18F-GP1 detectó focos tromboembólicos en los 20 pacientes con trombosis venosa profunda o embolia pulmonar. Además, mostró una mayor captación en las venas distales de la pierna en 12 pacientes que no se detectó con imágenes convencionales.

"El diagnóstico incorrecto de TEV compromete al paciente a una anticoagulación innecesaria y da como resultado un mayor riesgo y costes médicos, mientras que la conclusión incorrecta de que no existe tromboembolismo venoso agudo coloca al paciente en un alto riesgo de embolia pulmonar potencialmente mortal", concluyen los investigadores.