11 de septiembre de 2014

Una nueva técnica diagnóstica para el cáncer de próstata permite detectar el tumor de una forma precisa y rápida

Previa YoutubeCargando el vídeo....

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El equipo de urólogos del Instituto de Cirugía Urológica Avanzada (ICUA), perteneciente a la Clínica Cemtro, ha probado con éxito, por primera vez en España, una técnica para el diagnóstico de cáncer de próstata, que permite detectar de forma precisa el tumor, a través de la combinación entre resonancia magnética sin radiciación (la multiparamétrica de 3 Tesla), el sistema 'Biopsee' de fusión de imágenes RMN-ECO transrectal y la biopsia por vía transperineal.

   "La biopsia convencional se realiza a través de la pared del recto, que está siempre llena de bacterias. Esto ocasiona infección en el 2-5 por ciento de pacientes, teniendo que permanecer en ocasiones cinco días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Además, no desvela dónde está concretamente el tumor, por tanto, si de diez pacientes biopsiados cinco tienen un tumor, la biopsia transrectal detecta solo dos", ha explicado el jefe del Servicio de Urología de la Clínica Cemtro y director del ICUA, Fernando Gómez Sancha, durante la presentación de la técnica en rueda de prensa.

   A través del nuevo método, que utiliza el abordaje transperineal (a través del escroto) se detectan el 90 por ciento de los casos y tiene la ventaja de que "minimiza el desarrollo de infecciones". Además, existe una zona de la próstata, donde se concentran el 25 por ciento de los tumores, que con la prueba convencional no puede verse, pero como con esta técnica el acceso a todas las partes es sencillo, es posible identificarlos a tiempo.

   El procedimiento tiene una duración de 20 minutos y consiste en realizar una resonancia magnética, importar las imágenes (en 3D) y revisarlas con los radiólogos, contornear la próstata para identificar el tumor y hacer una ecografía al paciente en quirófano (que se compara con la resonancia), al que se le anestesia de cintura para abajo.

APENAS EXISTEN COMPLICACIONES

   En palabras de la miembro del Servicio de Urología de la clínica y del ICUA, Estefanía Romero, "la complejidad es mucho mayor, pero los beneficios lo compensan. A esto hay que añadir que, después de la reducida experiencia que tenemos con esta prueba, las complicaciones han sido mínimas". Ya hemos sometido a pacientes a cirugía, y hemos comprobado que "la coincidencia de la resonancia con el tamaño y volumen real del tumor es prácticamente exacta".

   Otra de las ventajas de esta técnica, que fue impulsada en Alemania y Reino Unido, es que los profesionales diagnostiquen a los pacientes el día siguiente de la biopsia, ya que normalmente tienen que esperar entre siete y diez días, algo devastador psicológicamente. De este modo, "se reduce el estrés asociado a la espera de los resultados y se puede adoptar el tratamiento cuanto antes", ha subrayado la doctora.

   El hecho de que se pueda llevar a cabo un tratamiento focal basado en la eliminación del tumor y no de más zonas, hace que "aumente considerablemente la calidad de vida del paciente, y que despúes siga teniendo continencia urinaria y pueda volver con normalidad a la vida sexual", ha celebrado.

   En hombres de avanzada edad hay tumores que no van a causarles daños mayores, por lo que solo se vigilan. El problema surge cuando pacientes con tumor "inocente", a los que solo se les ejerce una estrategia de vigilancia,  "tienen un tumor mucho más agresivo de lo que se pensaba (33% de ellos)". Esta nueva herramienta le aporta seguridad sobre si tiene o no tiene tumor y, en caso positivo, le tranquiliza al saber que lo que se identifica en la prueba va coincidir con la realidad.

   Por último, los especialistas recomiendan a los varones realizarse el primer análisis del Antígeno Prostático Específico (PSA) a los 40-45 años de edad, para determinar qué tipo de revisiones deberían hacerse a partir de ese momento.

Para leer más