10 de junio de 2015

Nueva exploración para predecir eventos cardiacos

Nueva exploración para predecir eventos cardiacos
GETTY

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La acumulación de amiloide es comúnmente conocida en relación con la enfermedad de Alzheimer, pero la amiloidosis se puede encontrar en todo el cuerpo, de forma que una excesiva acumulación de estas proteínas insolubles podría causar un ataque cardiaco o incluso la muerte.

  ACUMULACIÓN DE AMILOIDE

   Un nuevo análisis de imágenes moleculares de amiloide en el corazón podría ayudar a diagnosticar el problema, según expone un equipo de investigadores en la reunión de 2015 de la Sociedad de Medicina Nuclear e Imagen Molecular (SNMMI, por sus siglas en inglés).

   El trastorno se llama amiloidosis de tipo transtiretina (TTR) porque se piensa que el gen TTR causa una abundancia excesiva de acumulación de placa. Con el tiempo, la amiloidosis del corazón puede llevar a la hipertensión, un agrandamiento del corazón, un latido anormal e insuficiencia cardiaca crónica. Un método de imagen molecular que pueda evaluar la amiloide en el corazón podría prevenir futuros ataques al corazón y potencialmente salvar vidas.

   Para este estudio, los científicos están evaluando un procedimiento de imagen molecular llamada gammagrafía miocárdica que consiste en la inyección de un agente de imagen con radionúclidos que se une a estas acumulaciones en el corazón. El radiotrazador, conocido como difosfonato hidroximetilen tecnecio-99m (Tc-99m HMDP), está ampliamente disponible y suelen utilizarse para imágenes de huesos, pero estudios recientes han indicado su potencial utilidad para detectar la amiloidosis cardiaca.

   "Hasta donde sabemos, éste es el primer estudio que revela el valor pronóstico de la gammagrafía miocárdica Tc-99m HMDP en pacientes con amiloidosis TTR -señala Axel Van Der Gucht, autor principal del estudio y médico de medicina nuclear del Hospital Henri Mondor en Créteil, Francia--. Dado el potencial clínico, diagnóstico y terapéutico de la gammagrafía miocárdica Tc-99m HMDP con base en estos resultados, todos los pacientes con sospecha de amiloidosis cardiaca deben someterse a un análisis mínimamente invasivo como un estándar de evaluación clínica".

   Se incluyó en el estudio a un total de 55 pacientes de los 121 evaluados para amiloidosis diagnosticada. Los 55 participantes se sometieron a gammagrafía Tc-99m HMDP de todo el cuerpo y cardiaco a los 10 minutos y a las tres horas después de la inyección. Los resultados mostraron que 47 de los 55 pacientes fueron positivos para la amiloidosis cardiaca. Se evaluaron tres tipos principales de amiloidosis: cadena ligera monoclonal (AL), transtiretina de tipo salvaje (wt-TTR) y transtiretina mutada (m-TTR). De los 47 pacientes con diagnóstico de amiloidosis, 21 poseían amiloidosis cardiaca wt-TTR y 26 presentaban amiloidosis cardiaca m-TTR.

   Los pacientes con una puntuación menor de corazón-cráneo experimentaron una mejor tasa de supervivencia, libre de grandes eventos cardiavos a los seis meses (el 95 por ciento de supervivencia) frente a los que tenían una puntuación mayor (60 por ciento de supervivencia). Los investigadores lograron  dividir a los pacientes en categorías pronósticas cuando combinaron las relaciones de corazón-cráneo combinaron con las clasificaciones de la Asociación del Corazón de Nueva York (NYHA, por sus siglas en inglés).

   Con una mayor validación, este procedimiento de imágenes moleculares ampliamente disponible podría convertirse en el estándar de cuidado para la evaluación de la amiloidosis cardiaca.

Para leer más