9 de septiembre de 2019

"No podemos gozar de una salud física si no gozamos de salud mental"

"No podemos gozar de una salud física si no gozamos de salud mental"
Driss Moussaoui, presidente de la Federación Internacional de PsicoterapiaUIMP/JUAN MANUEL SERRANO

SANTANDER, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Internacional de Psicoterapia (IFP), Driss Moussaoui, ha defendido que no se puede gozar de la salud física sin la salud mental. "No podemos gozar de una salud física si no gozamos de una salud mental", ha aseverado.

Así lo ha manifestado en el encuentro 'Importancia y repercusiones del estrés en el siglo XXI' que se ha celebrado este lunes en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en el que ha considerado que "nunca" se van a tener "medios suficientes para medir el estrés".

Frente a ello, ha puesto el foco en la prevención y se ha referido a los relojes que controlan el ritmo cardíaco para hacer una comparativa con otro tipo de enfermedades como la diabetes. "Hay que empoderar a las personas al igual que se hace con la diabetes", ha precisado.

Durante su ponencia titulada 'Social Impact of Stress', Moussaoui también ha apuntado a la necesidad de empoderar a la sociedad como método para prevenir las enfermedades mentales y ha resaltado la importancia del descanso. "Tenemos que desacelerar", ha asegurado.

"Las enfermedades mentales están incrementando y el estrés es parte de la causa de ello", ha lamentado. De hecho, según Moussaoui, en la actualidad existen más casos de depresión y desordenes de ansiedad que provocan suicidios, una situación que se produce en un contexto en el que se cuenta con unos servicios de salud mental "insuficientes", ha advertido el especialista.

"Siempre ha existido el estrés y siempre existirá, no es algo de esta era", ha afirmado, si bien ha matizado que los factores de estrés del pasado "son distintos" a los actuales. "Los cambios en nuestra sociedad serán la norma en los próximos años. La única certidumbre será la incertidumbre, y esto crea ansiedad", ha resaltado.

A su juicio, el resultado "inmediato" de esta incertidumbre es que hay "menos interacción social y más individualismo", lo que provoca un incremento de la anomia que, como ha definido, se trata de una "falta de relaciones sociales".

En este sentido, se ha referido a la globalización, como un fenómeno que se caracteriza por la "aceleración" y como un germen del fenómeno populista. "Todos los populismos son la consecuencia de la ansiedad social", ha aseverado.

Entre las recomendaciones para reducir el estrés, Moussaoui ha señalado la importancia de fortalecer los vínculos familiares, reducir el uso de las pantallas y dejar de fumar, así como la disminución del consumo de cafeína.

Contador

Lo más leído