11 de diciembre de 2009

El niño obeso de Orense deja el hospital e ingresa en el centro de A Carballeira

ORENSE, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El niño obeso de Orense, que fue entregado voluntariamente por sus padres a principios de mes, dejó hoy el hospital y ha sido internado en el centro de menores de A Carballeira, en la capital de As Burgas.

Así el menor, que permanecía ingresado en el Complexo Hospitalario de Ourense desde el pasado 1 de diciembre dejó el hospital, donde fue sometido a una serie de pruebas médicas, para ser internado en un centro dependiente del Gobierno gallego, que ha asumido su tutela.

Fuentes de la Xunta indicaron que el menor estará bajo la tutela de la Administración autonómica, como otros niños, y permanecerá ingresado en A Carballeira, donde sus familiares podrán visitarlo.

Los padres del niño, cuya tutela fue concedida a la Xunta por un juez de manera provisional, entregaron el pasado día 1 de diciembre a su hijo de forma voluntaria después de que el menor hubiese sido localizado por agentes de la Policía Autonómica.

Así, el niño, que tiene 10 años de edad y que llegó a superar los 70 kilos de peso antes de ser entregado, había sido localizado por agentes de la Policía Autonómica en la zona de Vilagarcía de Arousa, extremo que les fue comunicado a los padres y éstos optaron por entregar voluntariamente al menor.

PROCESO JUDICIAL

Por su parte, el titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Ourense, Antonio Piña, ya manifestó la semana pasada su intención de seguir el proceso contra los padres del niño.

El magistrado seguirá con el proceso judicial porque ve "indicios de delitos" de desobediencia, sustracción de menores y abandono por parte de los padres del menor.

Por su parte, la Fiscalía de Menores deberá decidir qué hace con el expediente que pesa sobre los padres, a los cuales, en principio, acusa de sendos delitos de desobediencia, por no entregar al menor, y de abandono por no cumplir la obligación de escolarizar al niño.