11 de diciembre de 2012

Moderar el consumo de café, no fumar y reducir la ingesta de grasas animales ayuda a cuidar la salud cardiovascular

Moderar el consumo de café, no fumar y reducir la ingesta de grasas animales ayuda a cuidar la salud cardiovascular
FLICKR/3OHEME

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

No consumir más de dos o tres tazas de café diarias o más de dos o tres vasos de vino al día en el caso de los hombres y uno y medio para las mujeres, evitar fumar y reducir la ingesta de grasas animales ayuda a cuidar la salud cardiovascular, según ha comentado el asesor médico de Cinfa, Eduardo González Zorzano.

Y es que, con la llegada de la Navidad se inaugura una época de excesos en cuanto a la alimentación, propiciada por las continuas celebraciones en forma de comidas y comidas. Por tanto, los expertos han recomendado tener especial atención a la dieta y a los hábitos alimenticios, con el fin de no descuidar la salud cardiovascular.

De hecho, según la Sociedad Española de Hipertensión, tres de cada diez españoles sufren hipertensión arterial y entre el 50 por ciento y el 69 por ciento padece hipercolesterolemia. Además, se trata de un problema que sólo en uno de cada cuatro casos está controlado adecuadamente.

"En los últimos años, la incidencia de las enfermedades cardiovasculares en España ha aumentado, al mismo tiempo que disminuye la edad de inicio", ha comentado el experto. Concretamente, desde hace algunos años se ha observado que el colesterol afecta cada vez más a niños y adolescentes, hasta el punto de que España es el país europeo con mayor porcentaje de niños obesos: un 16 por ciento de los menores de entre 6 y 12 años, según datos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Si bien uno de los factores que influye en el desarrollo de problemas cardiovasculares es la herencia genética, que no puede controlarse, el resto de las causas más frecuentes de estas patologías pueden prevenirse. "Unos hábitos de vida saludables y una dieta equilibrada son claves a la hora de evitar en gran parte estos problemas, ya que los principales factores de riesgo que nos predisponen a ellos son el tabaco, la diabetes, la obesidad, la falta de ejercicio físico regular y el estrés", ha recalcado.

Por ello, González Zorzano ha destacado la necesidad de controlar el peso; hacer ejercicio de manera regular para evitar el sedentarismo; cocinar los alimentos al vapor, al horno o a la plancha y evitar las frituras y las salsas; disminuir la cantidad de sal en las comidas y sustituirla por apio o hierbas aromáticas; realizar mediciones periódicas de tensión y colesterol; consultar al farmacéutico la posibilidad de recurrir a complementos nutricionales y seguir rigurosamente el tratamiento establecido por el médico.