7 de enero de 2016

La mitad de casos de tosferina en recién nacidos vacunando a las embarazadas

La mitad de casos de tosferina en recién nacidos vacunando a las embarazadas
PIXABAY/JAKOBKING85

VALENCIA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La administración de la vacuna contra la tosferina a mujeres embarazadas ha reducido casi a la mitad la incidencia de esta enfermedad infecciosa entre los niños menores de 60 días en la Comunidad Valenciana, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

En concreto, y según los datos de que dispone el Servicio de Vigilancia y Control Epidemiológico de la dirección general de Salud Pública, el descenso registrado este año de casos de tos ferina en niños menores de dos meses es del 51,1 por ciento, un descenso que los epidemiólogos relacionan directamente con la introducción de la vacuna a las gestantes para prevenir la enfermedad entre los recién nacidos.

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública comenzó a administrar la vacuna de la tos ferina a mujeres embarazadas el 1 de enero de 2015 de forma gratuita y voluntaria en los centros de salud de la Comunidad Valenciana con el objetivo de evitar la enfermedad en menores de 60 días de vida. Desde entonces, y hasta la fecha, se ha vacunado a un total de 35.482 embarazadas entre la semana 27 y la 36.

Desde la dirección general de Salud Pública han subrayado que la cobertura estimada de vacunadas en toda la Comunidad es del 84 por ciento, lo que supone la cobertura "más alta" reportada en España.

TOS FERINA

La tos ferina es una enfermedad respiratoria infecciosa de origen bacteriano, que en adultos suele cursar con muy poca sintomatología, pero en los niños más pequeños son frecuentes las complicaciones, sobre todo respiratorias, que pueden obligar a la hospitalización.

Sin embargo, la vacuna protege "eficazmente" a los menores, sobre todo cuando se administran las tres dosis durante el primer año de vida (a los 2, 4 y 6 meses) y la dosis de refuerzo a los 18 meses. La quinta dosis que se administra a los 5-6 años y que es la que se ha decidido aplazar, tiene la finalidad de prolongar la protección.

Por ello, se optó por vacunar a mujeres embarazadas en el tercer trimestre de gestación (preferentemente entre la semana 32 y la 36), para evitar casos graves en menores de dos meses, puesto que los anticuerpos maternos que se transfieren a través de la placenta protegen al bebé.

Los expertos han señalado que el periodo crítico es de los 0 a 2 meses de edad y que, si la madre no ha recibido la vacuna, no puede proteger con sus anticuerpos al recién nacido hasta que reciba su primera dosis en vida (la de los 2 meses).

SEGURIDAD DE LAS VACUNAS

Según ha indicado la conselleria de Sanidad, uno de los temas que se esta vigilando especialmente es el de la seguridad de la vacuna. Según los datos más recientes, a 31 de octubre de 2015, de las 29.218 embarazadas vacunadas se habían notificado 11 reacciones adversas, lo que supone menos de 4 por cada 10.000 dosis administradas con un total de 20 episodios. De ellos, 5 casos eran dolor, 4 fiebre, 3 hinchazón, etc, por lo que han insistido en que todas las reacciones fueron "leves".