20 de junio de 2019

Un método de secuenciación de genes ultrarrápido diagnostica eficazmente a pacientes muy enfermos

Un método de secuenciación de genes ultrarrápido diagnostica eficazmente a pacientes muy enfermos
CEDIDA / SEMICYUC - ARCHIVO

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un método de secuenciación de genes ultrarrápido, denominado secuenciación de próxima generación metagenómica (mNGS) y desarrollado por científicos estadounidenses, permite diagnosticar eficazmente a pacientes con enfermedades neurológicas inflamatorias graves, gracias que identifica las infecciones "mejor" que cualquier otro método clínico estándar.

A diferencia de las pruebas convencionales, la prueba mNGS ofrece un enfoque imparcial que puede detectar casi todos los posibles patógenos (bacterias, virus, hongos y parásitos) presentes en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes, lo que brinda a los médicos una dirección clara para tratamiento.

En el estudio, cuyos resultados han sido publicados en el 'New England Journal of Medicine', los expertos analizaron a 204 pacientes pediátricos y adultos que tenían meningitis (inflamación del revestimiento que rodea el cerebro), encefalitis (inflamación del propio cerebro) o mielitis (inflamación de la médula espinal).

La prueba encontró muchas de las mismas infecciones identificadas por los métodos de prueba de laboratorio convencionales, que generalmente buscan patógenos de uno en uno y requieren que los médicos sepan lo que están buscando para tener éxito. Sin embargo, también encontró 13 infecciones que no se detectaron en todas las pruebas convencionales, como un caso de infección por el virus de la encefalitis.

En total, la prueba identificó 32 infecciones del sistema nervioso en 31 pacientes. Además de los 13 diagnósticos realizados solo por las pruebas convencionales, la nueva tecnología confirmó 19 infecciones que también se habían diagnosticado mediante herramientas clásicas.

No obstante, hubo 26 infecciones que el método pudo diagnosticar, porque en la mayoría de estos casos, el ADN del patógeno no estaba presente en el líquido cefalorraquídeo, lo que requirió el análisis de un tipo de muestra diferente, como el tejido de un absceso cerebral o el uso de un método de prueba indirecto, como la prueba de anticuerpos, para realizar el diagnostico.

Contador

Lo más leído