Medirse la tensión en casa mejora su control

Medirse la tensión en casa mejora su control
11 de septiembre de 2018 FEC - ARCHIVO

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La monitorización de la presión arterial en el hogar mejora el control de la hipertensión y ahorra costos médicos, según los resultados de una iniciativa piloto presentada en la 'Joint Hypertension 2018 Scientific Sessions' de la Asociación Americana del Corazón, que se celebra este año en Chicago. Las directrices de la Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Cardiología enfatizan la importancia de monitorizar la presión arterial en el hogar para un manejo óptimo de la presión arterial alta.

Sin embargo, según Roy R. Champion, de 'Scott and White Health Plan', en Temple, Texas, Estados Unidos, la monitorización de la presión arterial en el hogar no es una parte común de la mayoría de los planes de tratamiento. Con base en las tendencias observadas durante las revisiones de registros médicos, Champion dice que menos de uno de cada cinco proveedores incluía la monitorización de la presión arterial domiciliaria en documentos para pacientes con hipertensión.

"Mientras tanto, en los gráficos que sí utilizaron la monitorización de la presión arterial en el hogar, aproximadamente el 86 por ciento de esos pacientes tenía su hipertensión bajo control", destaca Champion. La monitorización domiciliaria combinada con visitas al médico para medir la presión arterial de un paciente ayuda a evitar cifras sesgadas por "hipertensión de bata blanca", cuando la presión arterial es alta en un entorno médico, pero no en la vida cotidiana, e "hipertensión enmascarada", cuando la presión arterial es normal en un entorno médico, pero alto en casa.

Champion estudió el impacto de una intervención que proporcionó monitores gratuitos de presión arterial en el hogar, online y recursos impresos para rastrear sus lecturas, y monitorizar recordatorios a 2.550 pacientes adultos con hipertensión no controlada persistente. En cada caso, el proveedor del paciente sabría que el paciente había recibido un monitor de presión arterial en el hogar y recursos gratuitos sobre cómo usarlo.

MÁS DE UN 60 POR CIENTO DE PACIENTES CON LA HIPERTENSIÓN CONTROLADA

Los autores del estudio hallaron que, en su tercera visita al consultorio, casi el 67 por ciento de los pacientes tenía su presión arterial controlada y casi el 60 por ciento de los pacientes tenía bajo control la presión arterial en su sexta visita. Champion atribuyó el declive de la tercera a la sexta visita a los proveedores que ajustan los medicamentos para la presión arterial según la información del control de la presión arterial domiciliaria. Los pacientes solo tenían que ver a sus médicos algunas veces para calcular la cantidad ideal de medicamento, dice.

Al final de la intervención, la presión arterial sistólica había disminuido un promedio de 16,9 mmHg y la presión arterial diastólica cayó una media de 6,5 mmHg.

En los seis meses posteriores a la intervención, casi el 80 por ciento de los participantes logró controlar la presión arterial utilizando los estándares del Conjunto de Datos e Información de Efectividad en Salud (HEDIS) 2018.

Usando las pautas 2017 AHA/ACC, el 72 por ciento logró el control de la hipertensión. "Incluso con las pautas más estrictas, demostramos que el control de la presión arterial en el hogar es vital para lograr el control entre los pacientes hipertensos", apunta Champion.

Cada kit, incluido el monitor, cuesta un promedio de 38,50 dólares; sin embargo, los ahorros de costos de la intervención fueron sustanciales. La intervención redujo las visitas al consultorio necesarias en 1,2 visitas al consultorio por participante por año y redujo significativamente los costos del departamento de urgencias y de medicamentos.

La monitorización domiciliaria ayuda a los proveedores a comprender mejor los números de presión arterial diaria de los pacientes de una manera económica que no aumenta la carga para los pacientes o los proveedores, concluye Champion.