14 de julio de 2014

Médicos y químicos escenifican un "suicidio colectivo" contra la homeopatía en la Praza do Obradoiro

Denuncian que Sanidad inició un "proceso regulador" que define "los remedios homeopáticos" como "medicamentos"

Médicos y químicos escenifican un "suicidio colectivo" contra la homeopatía en la Praza do Obradoiro
EUROPA PRESS

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una treintena de personas, entre los que se encontraban médicos y químicos, han escenificado este sábado un "suicidio colectivo" en la Praza do Obradoiro de Santiago para mostrar su rechazo al "proceso regulador" iniciado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que define "los remedios homeopáticos" como "medicamentos".

En declaraciones a los medios el profesor de química y miembro de la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico (ARP) de la capital gallega, José Manuel Facal, ha explicado que, frente a un tratamiento como "medicamento tradicional", todas las preparaciones homeopáticas deben contener en su etiqueta la advertencia de que son productos que "solo tienen efecto placebo".

Y es que, según ha indicado, pese a que "no hacen daño", ya que muchos solo son pastillas "de sacarosa y lactosa", pueden provocar que "muchos pacientes abandonen sus tratamientos médicos por productos homeopáticos debido a la ausencia de efectos secundarios o a las recomendaciones de otras personas".

"Hay decenas de casos de pacientes que han abandonado tratamientos con una alta probabilidad de éxito debido a la homeopatía, en muchas ocasiones con el resultado de que el enfermo ha acabado muriendo", ha advertido.

"SUICIDIO COLECTIVO"

Precisamente, para dejar constancia de que "estos preparados" no son "medicamentos tradicionales", los participantes ha tomado una caja entera de uno de estos "remedios", compuesta por 40 pastillas, para dejar claro que "estos no producen ningún tipo de efecto" al estar compuestos "solo por sacarosa o lactosa".

"Si nos tomásemos la misma cantidad, o muchísima menos, de un medicamento tradicional, como puede ser el Valium, ahora mismo ya estaríamos desmayándonos e incluso próximos a morir", ha asegurado antes de señalar que estas pastillas "son en realidad como golosinas o caramelos".