10 de marzo de 2014

Los médicos defienden que las unidades de gestión clínica se incentiven por su eficiencia y no por el ahorro conseguido

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Foro de la Profesión Médica, integrado por colegios, sindicatos, sociedades científicas, facultades y estudiantes, propone que las unidades de gestión clínica creadas en los centros sanitarios cuenten con un modelo de incentivos ligado a su eficiencia y al cumplimiento de sus objetivos y "nunca" al ahorro que puedan conseguir.

Así se desprende de un documento elaborado por esta entidad para definir las características, composición y objetivos que a su juicio deberían tener estas unidades en los servicios autonómicos de salud, cuya puesta en marcha buscan dotar de capacidad de decisión y responsabilidad a los profesionales sanitarios en la gestión de recursos.

Para los médicos, estas unidades deben contar con un contrato de gestión propio con el servicio de salud correspondientel que sea "comprensible, asumible, realista y posible". También ha de tener una dirección única, con un responsable y un órgano colegiado (Comité de Dirección) de toma de decisiones, y con un presupuesto anual y unos recursos definidos.

No obstante, defienden que su modelo de incentivos, sean económicos o no, debe estar ligado a la calidad y la eficiencia y al grado de cumplimiento de sus objetivos, y no al ahorro del presupuesto pactado.

Los médicos consideran también que pueden participar en estas unidades de gestión todos los profesionales del sistema sanitaria, no sólo ellos mismos, siempre que se respete el régimen jurídico de vinculación del personal sanitario, haya un proceso de adhesión voluntario y se respeten los derechos adquiridos del personal.

Para su elección, proponen un proceso transparente y que éste se base en la igualdad, mérito, capacidad y publicidad, y que se adecue al tipo de Gestión Clínica (Asistencial médica, Cuidados de Enfermería etc.).

Además, creen que los niveles de autonomía de gestión deberían poder definirse dependiendo de la madurez organizativa y de gestión de las Unidades Asistenciales que la integren, y que ha de garantizarse que las mejoras de eficiencia que se logren se reutilicen para "mejoras en la atención sanitaria y ayuden a conseguir los fines sociales del sistema sanitario público".

Para leer más