19 de diciembre de 2017

Los médicos avisan de que la precariedad laboral en AP dificulta la detección de casos de violencia de género

Los médicos avisan de que la precariedad laboral en AP dificulta la detección de casos de violencia de género
PIXABAY

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Organización Médica Colegial (OMC) y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) han avisado este martes de que la precariedad laboral de los médicos de Atención Primaria (AP) dificulta la detección de casos de violencia de género, a pesar de que son los profesionales que más facilidades pueden tener para prevenir y detectarlos.

"Sólo entre un 5 y un 10 por ciento de los casos de violencia de género se detectan en las consultas de Atención Primaria. Si nos queremos cargar la AP, si un médico que es el que está en el entorno familiar no es capaz de detectar la violencia de género cuando es un tema que ya está en la calle y si ahora cada día ve un profesional distinto a un paciente estamos generando un problema muy importante de prevención", ha señalado el presidente de la OMC, Serafín Romero.

Por ello, Romero ha destacado la necesidad de que las autoridades sanitarias faciliten a los médicos de familia la continuidad asistencial, así como el tiempo suficiente en las consultas para que puedan ser capaces de descubrir un posible caso de violencia de género. Además, tal y como ha lamentado, la situación actual de estos profesionales está provocando que haya poca confianza entre el médico y el paciente y que se esté "excesivamente" medicalizándoles para paliar la angustia u otros trastornos, pero no abordando y previniendo el problema de una forma adecuada.

De la misma opinión se han manifestado desde el CEEM, quienes han advertido también del machismo que rodea a la profesión y a la sociedad en general. "El 40 por ciento de las mujeres que trabajan en la sanidad es a través de contratos temporales y, además, de las 50 universidades públicas que existen en España, sólo en la de Málaga hay una rectora en el cargo. Asimismo, las mujeres suelen recibir comentarios machistas por parte de los pacientes y se les trata como enfermeras en vez de como médicos, por lo que es necesario que entre todos mostremos este problema", ha detallado la vicepresidenta de la Organización Territorial del CEEM, Marina Vera del Río.

Precisamente, este es uno de los objetivos de la nueva Comisión Ejecutiva del CEEM, presidida por Alejandro Iñarra, para lo cual durante el 2018 van a llevar a cabo campañas de concienciación, talleres y jornadas para denunciar las desigualdades de género que existen en el entorno sanitario y en la sociedad en general. Del mismo modo, se va a realizar un análisis por las distintas facultades de Medicina para saber cuál es el grado real del machismo en las aulas y en los entornos sanitarios.

En este punto, Romero ha señalado que de los 52 colegios de médicos existentes en España, sólo cinco estén presididos por mujeres, por lo que ha asegurado que el CEEM va a contar con el apoyo de la OMC para denunciar estas desigualdades de género. "Hemos detectado que hasta las mujeres sufren más agresiones que los hombres y que hay muchos médicos que tienen comportamientos machistas por lo que hay que actuar entre todos ya que, de hecho, es un problema social", ha insistido el presidente de la OMC.

MUCHAS FACULTADES Y POCO PROFESORADO

Otra de las líneas estratégicas en las que el CEEM va a trabajar a lo largo del próximo año es en la denuncia de la apertura de nuevas facultades de Medicina y la escasez del profesorado y de centros donde realizar las prácticas. Y es que, tal y como ha recordado el vicepresidente de Asuntos Externos del CEEM, Daniel Sánchez, según la Confederación de Decanos en 2016 se perdió el 40 por ciento del profesorado fijo de las facultades, si bien se han abierto nuevas.

"Nos estamos encontrando ante una situación muy grave, a lo que se suma que las escasas prácticas que existen en los hospitales", ha comentado Sánchez. Estas declaraciones han sido corroboradas por el presidente del CEEM, quien ha asegurado que cada nueva facultad es un "golpe" a la formación de los médicos por la masificación de las prácticas existentes y por la escasez de profesorado.

En este sentido, Iñarra ha criticado también que los estudiantes de Medicina no tengan definido un papel en los hospitales tanto a nivel legal, competencial y formativo, y que se ponga el "apellido" de universitario a centros hospitalarios como "título a nivel de imagen" cuando "no es real".

Por todo ello, los estudiantes han reclamado al Ministerio de Sanidad un Estatuto del Estudiante de Medicina, si bien han adelantado que ya se lo han anunciado al departamento que dirige Dolors Montserrat y que la respuesta obtenida no ha sido del todo favorable. "Vamos a realizar un documento y lo presentaremos a Sanidad, pero por ahora la respuesta que nos han dado ha sido pobre y poco adecuada", ha zanjado el presidente del CEEM.