19 de septiembre de 2014

Los médicos de AP avisan de que algunos pacientes se quedarán sin baja laboral si el Gobierno no cambia la normativa

Los médicos de AP avisan de que algunos pacientes se quedarán sin baja laboral si el Gobierno no cambia la normativa
HOSPITAL DE TORREVIEJA

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Foro de Médicos de Atención Primaria ha criticado el nuevo Real Decreto de Incapacidad Temporal aprobado por el Gobierno por incluir numerosos "errores" que perjudican al paciente y los profesionales, y avisa de que si no se modifica muchos ciudadanos podrían quedarse sin baja laboral cuando la necesiten.

   En una rueda de prensa celebrada tras la última reunión de esta institución, que está integrada por colegios profesionales, sindicatos y sociedades científicas, han censurado que dicha norma se aprobara en junio y haya entrado en vigor en septiembre "sin atender los planteamientos de estos profesionales".

   "Es una falta de respeto", según ha destacado Jerónimo Fernández, de la Organización Médica Colegial (OMC), lamentando que no se les tenga en cuenta cuando en su día a día son los que "se encargan de dar la incapacidad temporal de la mayoría de los pacientes cuando se ponen enfermos".

   Además, cuestionan que el RD incorpora nuevos aspectos que darán lugar a errores durante su aplicación, de ahí que amenacen con "hacer una interpretación literal" de la norma a partir de enero si antes el Gobierno no los ha rectificado.

   Esto propiciará que haya "pacientes que no tengan su baja laboral y queden desprotegidos, o problemas en la tramitación de los partes que puede hacer que los pacientes dejen de recibir el dinero del pago que supone la incapacidad temporal", ha avisado Francisco José Sáez, de la Sociedad Española de Médicos Generales (SEMG).

   Este profesional ha puesto como ejemplo que actualmente emiten partes de incapacidad temporal a pacientes que no acuden a la consulta a pesar de que, según marca la normativa, están obligados a hacerles un reconocimiento físico. "Hasta ahora, por no perjudicar a los pacientes estamos procediendo a incumplir la ley, pero con el cumplimiento exacto el paciente no tendría la baja", ha defendido.

   Asimismo, denuncian que el nuevo sistema obliga a los médicos a incluir en los partes un código de ocupación de los pacientes --en función de su actividad laboral-- "que no tienen porqué conocer" y cuya inclusión de forma errónea podría hacer que no se tramite la baja y "que el paciente no cobre".

   Los médicos saben que esta situación de "indefensión" para los pacientes también se puede extender a los propios profesionales, que temen que estos errores puedan provocar situaciones de violencia en las consultas.

"DIFÍCIL APLICACIÓN" DEL SISTEMA DE TRAMOS

   Por otro lado, los médicos también critican que los "cuatro grupos de procesos" que definen la periodicidad en la emisión de partes de confirmación de baja son "claramente mejorables y producirán confusión en la práctica clínica" dada la variabilidad de los procesos.

   "El sistema propuesto crea inseguridad en el profesional a la hora de indicar la baja laboral y al reevaluar situaciones clínicas que alarguen la misma", según han denunciado, lamentando que se haya optado por un sistema que "prefiere la facilidad estadística en detrimento de la sencillez en la aplicación práctica".

   Todo ello, así como la incorporación de los Informes de control en número y periodicidad mayor de lo apropiado para un correcto seguimiento, genera un "aumento de la burocracia para el medico asistencial y para las Inspecciones Médicas de los Servicios Sanitarios, que están presionadas por la reducción del plazo de tiempo para contestar a una propuesta de alta".

   El Foro de la Profesión ha reclamado una reunión "urgente" con los ministerios de Empleo y Sanidad, y piden a las comunidades que reconduzcan los fondos destinados por la Administración Nacional para una mejor gestión de las bajas para paliar las carencias en formación, circuitos administrativos, dotación de medios telemáticos y humanos de la Atención Primaria española, insistiendo en que "no pueden afrontar el reto que supone éste cambio legislativo con los recursos actuales".