17 de septiembre de 2014

Médicos andaluces realizan una operación, pionera en España, a un bebé con malformación de las venas pulmonares

El niño, que hoy tiene dos años, evoluciona favorablemente y hace vida normal

Médicos andaluces realizan una operación, pionera en España, a un bebé con malformación de las venas pulmonares
EUROPA PRESS/QUIRÓN MÁLAGA

MÁLAGA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de especialistas del Hospital Quirón Málaga, formado por un radiólogo intervencionista, un cirujano, un pediatra y un anestesista, ha realizado con éxito una operación, pionera en España, a un bebé con malformación de las venas pulmonares.

La intervención, que se desarrolló en dos sesiones de tres horas aproximadamente, consistió en colocar 17 'coils' o muelles en el interior de los vasos entre el pulmón y el corazón del pequeño para reconstruirlos.

Los muelles se utilizan para la embolización percutánea, un procedimiento que se utiliza para la cicatrización de las venas, según han indicado desde el centro hospitalario malagueño a través de un comunicado.

Dichos muelles también pueden emplearse para tratar las malformaciones arteriovenosas, una anomalía vascular congénita poco frecuente. "Los tratamientos alternativos reportan relativa calidad de vida y poca esperanza de vida. De ahí la opción elegida", ha indicado el doctor Manuel Baca, jefe del servicio de Pediatría de Quirón Málaga.

DIFÍCIL DIAGNÓSTICO Y COMPLICADA OPERACIÓN

La principal problemática de este caso radicó, ha continuado el doctor Baca, "en el difícil diagnóstico, que obligó al bebé a depender de máquinas y permanecer en la UVI desde su nacimiento". Una vez que el caso fue valorado, se planteó esta cirugía como la única solución, ya que una de las arterias principales no enviaba la sangre del corazón al pulmón para ser oxigenada.

Esta intervención, liderada por el servicio de pediatría de Quirón Málaga (Grupo Pediátrico Uncibay), "es muy complicada" ya que requiere de mucha precisión, más aún cuando se trataba de instalar 17 'coils' que tienen que ir unidos unos a otros. Pese a la dificultad, se logró acceder a la arteria pulmonar y se embolizaron las cinco ramificaciones de la arteria aferente.

El jefe de Pediatría se ha mostrado orgulloso de haber formado parte de este caso clínico con tan buenos resultados. En la actualidad, el pequeño, de dos años, "hace vida normal en casa y evoluciona favorablemente", aunque cuenta con la supervisión periódica de los especialistas. Más adelante, y según determine su crecimiento, se valorará la necesidad o no de programar otra intervención, dado lo poco común del caso.

Para leer más