11 de noviembre de 2014

El médico de Atención Primaria es clave en el diagnóstico precoz de la EPOC

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los profesionales sanitarios han destacado, durante el encuentro sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) 'La Segunda Mirada' de Alicante, la importancia del papel del médico de Atención Primaria en su diagnóstico precoz.

"Son la puerta de entrada al sistema sanitario y tienen un papel fundamental en establecer la relación entre los primeros síntomas y la presencia de la enfermedad", ha explicado el doctor Juan Antonio Trigueros, médico de familia del Centro de Salud Mensalbas (Toledo).

El hábito tabáquico es la principal causa de la EPOC, por este motivo, el mismo doctor ha indicado que "como el 90% de los pacientes con EPOC son fumadores activos, o lo han sido durante un periodo prolongado, el médico de AP también debe relacionar el hábito del tabaco con un posible desarrollo de la enfermedad".

Los principales síntomas de la EPOC son la disnea, la expectoración o la tos y la principal complicación, las exacerbaciones. Según ha explicado el doctor Juan José Soler, neumólogo del Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, "los síntomas son lo que más nota el paciente y, cuando sufre agudizaciones, su calidad de vida se ve empobrecida, necesitando muchos más cuidados y pudiendo incluso tener un mayor riesgo de sufrir complicaciones".

Según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), hasta un 73% de los pacientes con EPOC están sin diagnosticar y, según el estudio EPI-SCAN, la prevalencia de la EPOC alcanza el 10,2% de los adultos entre 40 y 80 años y afecta a unos dos millones de españoles.

Por ello, el doctor ha destacado que "minimizar el impacto y conseguir un adecuado control de los síntomas es uno de los objetivos terapéuticos que los médicos deben perseguir". Al respecto, los especialistas reunidos en el encuentro, han destacado el papel de la doble broncodilatación en la mejoría de los síntomas de la EPOC.

"La broncodilatación dual está permitiendo a los profesionales sanitarios acercarse al objetivo de máxima broncodilatación aportando mejorías importantes en la disnea, una mejor tolerancia al ejercicio, mejor calidad de vida y reducción de las agudizaciones", ha concluido el doctor Soler.