10 de noviembre de 2015

Más cerca de acabar con la meningitis A en África

Más cerca de acabar con la meningitis A en África
OMS/R.BARRY

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El uso generalizado en África de una vacuna eficaz y de bajo coste frente a la meningitis A ha propiciado el control y erradicación casi total de esta infección bacteriana en apenas cinco años, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La enfermedad es altamente discapacitante ya que puede causar un daño cerebral grave en cuestión de horas, y cada año provocaba la muerte de miles de jóvenes en 26 países del África subsahariana que conformaban lo que se conocía como el 'cinturón de la meningitis', desde Senegal a Etiopía. Sin embargo, según datos de 2013, en estos países apenas se han registrado 4 casos confirmados por laboratorio.

La clave, según la OMS está en el uso de la vacuna 'MenAfriVac', desarrollada a petición de las autoridades sanitarias de estos países en respuesta a un brote que en 1996 afectó a más de 250.000 personas y causó más de 25.000 muertes en sólo unos meses.

Tiene un precio de apenas 0,50 dólares la dosis y aquellos países que han puesto en marcha programas de vacunación masiva han conseguido que la enfermedad desaparezca.

"Casi hemos acabado con las epidemias de meningitis A en África, pero aún no está todo el trabajo hecho", ha reconocido Jean-Marie Okwo-Bele, director de Vacunas y Productos Biológicos de la OMS, durante una edición especial de la revista 'Clinical Infectious Diseases'.

Las campañas de vacunación han alcanzaron ya a más de 237 millones de personas de 1 a 29 años en 16 países (Benin, Burkina Faso, Camerún, Chad, Costa de Marfil, Etiopía, Gambia, Ghana, Guinea, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria, Senegal, Sudán y Togo), pero de los 26 países del 'cinturón de la meningitis' todavía tienen que generalizar la vacunación.

Además del potencial inmunizador de la vacuna, que hace que en el 90 por ciento siga teniendo anticuerpos frente a la bacteria cinco años después de la vacunación, hay estudios que apuntan que también aumenta la respuesta inmune frente al tétanos.

De hecho, su uso ha reducido la incidencia del tétanos en un 25 por ciento en aquellos países que han completado la vacunación.

La investigadora Marie-Pierre Preziosi, miembro del equipo que ha desarrollado la vacuna, anima a todos los países a apostar por la vacunación masiva y diseñar campañas que permitan "no bajar la guardia frente a la enfermedad".

Del mismo modo, hay estudios que apuntan a la necesidad de diseñar programas de vacunación continuada ya que, sí solo se vacuna una única vez, los países podrían sufrir "un resurgir catastrófico de la enfermedad" después de 15 años.