29 de septiembre de 2014

Más de 509.000 personas padecen enfermedad cardiaca, hipertensión y enfermedades cerebrovasculares en CyL

VALLADOLID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de medio millón de personas padecen enfermedad cardiaca, hipertensión y enfermedades cerebrovasculares en Castilla y León y superan las 2.300 las que tienen diagnosticada alguna anomalía congénita cardiaca en la Comunidad.

En concreto, en el año 2013 un total de 243.000 hombres y 266.262 mujeres (un total de 509.262 personas) tenía diagnosticada enfermedad cardiaca, hipertensión y enfermedades cerebrovasculares en Castilla y León, lo que suponen casi 12.000 personas más que el año anterior. La media de edad de los hombres con estas enfermedades es de 69,27 años, mientras que la de las mujeres asciende a 73,9.

En cuanto a las anomalías congénitas cardiacas en la Comunidad, el año pasado había diagnosticadas 2.348 --1.223 en hombres y 1.125 en mujeres--, según los datos de la Consejería de Sanidad recogidos por Europa Press que se conocen con motivo del Día Mundial del Corazón, que se celebra este 29 de septiembre.

El Día Mundial del Corazón fue creado en el año 2000 para informar a la gente de todo el mundo que las enfermedades cardíacas y los accidentes vasculares cerebrales son la principal causa mundial de muerte.

PRINCIPAL CAUSA DE MUERTE

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de muerte en todo el mundo, con 17,3 millones de fallecimientos anuales. Además, un elevado porcentaje de estas muertes son prematuras y por ello cada 29 de septiembre, la Federación Mundial del Corazón (World Heart Federation) celebra este Día Mundial en más de cien países, entre ellos España, según recoge en su web la Fundación Española del Corazón.

Así, se trata de promover medidas preventivas y concienciar sobre la importancia de la lucha contra las enfermedades cardiovasculares para que estas elevadas cifras sean cosa del pasado, de manera que se pretende alcanzar el objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de rebajar al 25 por ciento de la mortalidad prematura por ECV en 2025.

Una de las campañas con las que pretende lograrlo, y a la que se ha unido la Fundación Española del Corazón, es la que se ha puesto en marcha para el Día Mundial del Corazón 2014, cuyo objetivo es conseguir un entorno cardiosaludable para todos.

Para ello, se persiguen más espacios verdes, menús escolares cardiosaludables o una menor exposición a la contaminación son solo algunas medidas que harían del entorno un lugar en el que se podrían reducir los factores de riesgo.