9 de septiembre de 2014

Más de 10.200 jiennenses se benefician de los servicios de fisioterapia y rehabilitación en centros de salud

JAÉN, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un total de 10.283 pacientes se han beneficiado, durante el primer semestre de este año, de los servicios de rehabilitación y fisioterapia ofrecidos en las 27 salas de centros de salud o por los cuatro equipos móviles puestos en marcha por la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en la provincia de Jaén.

Es un dato dado a conocer este martes en una nota por la Junta, que incluye entre las prestaciones contempladas en su Plan de Apoyo a las Familias la rehabilitación y fisioterapia, que se ve "impulsada" en los centros de atención primaria con el objetivo de "acercar este tipo de tratamientos a las personas con dificultad para desplazarse hasta los hospitales en los que se ofrece este servicio".

La disponibilidad de los dispositivos ubicados en los centros de salud facilita el acceso de los pacientes y sus cuidadores a estos servicios, según se destaca desde la Junta, cuya delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ángeles Jiménez, ha valorado la "labor fundamental" que realizan los profesionales de Rehabilitación y Fisioterapia en forma de "atención a personas con discapacidad, enfermos crónicos y personas en situación de dependencia, así como sus familiares y cuidadores".

En concreto, los servicios que se proporcionan en las salas de rehabilitación son la valoración fisioterapéutica y la aplicación de técnicas como cinesiterapia, electroterapia y mecanoterapia, si bien los profesionales también realizan actividades de orientación a los cuidadores y familiares del paciente para hacer "más eficaz su atención en el domicilio", unas actuaciones que se completan con la realización de actividades en grupo de ejercicios terapéuticos y de educación para la salud.

Según ha añadido Jiménez, "en los dispositivos de apoyo a la rehabilitación en atención primaria se han integrado los terapeutas ocupacionales, que facilitan la reintegración a la vida cotidiana de las personas con discapacidad o que sufren un deterioro funcional como consecuencia de un accidente o una enfermedad".

Los servicios de terapia ocupacional realizan primero un análisis y evaluación de las actividades de la vida diaria, tanto básicas como más avanzadas, después trabajan para conseguir la adaptación y entrenamiento del paciente en la utilización de órtesis o férulas, y la adaptación del entorno en el que vive la persona con discapacidad, de forma que "fundamentalmente ofrece ideas y consejos para lograr la adaptación de la vivienda".