8 de julio de 2019

Cómo manejar bien la gota en verano

Cómo manejar bien la gota en verano
Man with painful and inflamed goutGETTY - ARCHIVO

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Expertos de la Sociedad Española de Reumatología (SER) han recordado que la insuficiente hidratación puede hacer que el ácido úrico, principal responsable de la gravedad de la gota, suba en sangre, lo que conlleva un empeoramiento de la enfermedad.

La gota depende de los niveles de ácido úrico en sangre. Si están altos, el ácido úrico se acumulará en las articulaciones y otros tejidos (piel, tendones, riñón, sistema cardiovascular...) y provocará síntomas que pueden llegar a ser muy limitantes. "El ácido úrico puede subir en sangre por varios motivos, algunos de ellos controlables si ajustamos algunas medidas de estilo de vida", explica el doctor Alejandro Prada, reumatólogo del Hospital Universitario de Torrejón.

La SER apunta que "lo más importante para" que el manejo de la gota sea el adecuado es el cumplimiento del tratamiento y de las indicaciones del médico. "Esto hará que los niveles de ácido úrico en sangre sean los adecuados (teniendo en cuenta que la recomendación más útil marca que se deben conseguir niveles por debajo de 6mg/dL para que la gota tenga una buena evolución)", insiste el experto.

A esto, añade otras medidas no farmacológicas que minimizan las complicaciones tanto articulares como orgánicas relacionadas con la gota, medidas que en verano adquieren especial importancia. Por ejemplo, la insuficiente hidratación puede hacer que el ácido úrico suba en sangre, por lo que se debe procurar tomar abundantes líquidos (salvo que haya alguna restricción concreta por alguna patología renal).

"Dicha hidratación tiene que tener en cuenta varios detalles que la harán mucho más efectiva. Lo primero es evitar el consumo excesivo de bebidas ricas en azúcares. Estos azúcares, abundantes en muchas bebidas de uso muy común, compiten en el riñón con el ácido úrico e impiden que este se excrete con normalidad, por lo que estas bebidas deberían ser limitadas además de dar prioridad a productos 'light' bajos en azúcares", comentan los reumatólogos.

También recuerdan que el consumo de alcohol afecta a la gota. "El consumo excesivo de cerveza, así como las bebidas espirituosas (vodka, ron, ginebra, whisky...) pueden aumentar los niveles de ácido úrico en sangre. Por el contrario, el vino no ha demostrado ser nocivo para la gota en cantidades moderadas (1-2 vinos en la comida), lo que además puede tener beneficios cardiovasculares. Por lo tanto, cambiar el hábito de consumo de alcohol en este sentido puede ser beneficioso", argumenta Prada.

EL ZUMO, GRAN ALIADO

Por otra parte, la SER agrega que los zumos también pueden ser otro "aliado" en la hidratación durante el verano. "Parece que la vitamina C podría tener cierto beneficio para la gota (siempre teniendo en cuenta la cantidad de azúcares de dichos zumos)", aseguran.

Además, las purinas de origen vegetal "no han demostrado que aumenten los niveles de ácido úrico en sangre", por lo que "no habría restricción especial en el consumo de vegetales que tradicionalmente se habían asociado a una mala evolución de la gota, principalmente el tomate, los espárragos o las espinacas, muchas veces muy presentes en la dieta veraniega".

Junto a estos consejos, el especialista indica que "el ejercicio, mantener una vida activa y evitar el sobrepeso también son importantes para la gota per se y también para el control del resto de factores de riesgo cardiovascular". Así, anima igualmente a evitar el consumo excesivo de mariscos o carnes rojas; a no consumir bebidas azucaradas; y a no discontinuar el tratamiento farmacológico durante las vacaciones.

Contador

Lo más leído