22 de junio de 2009

Madrid.-La Unidad del Niño Viajero del Hospital Carlos III registra un incremento en sus consultas del 324% en los últim

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Unidad del Niño Viajero del Hospital Carlos III registró un incremento en sus consultas de un 324 por ciento en los últimos cuatro años, aumento debido a la proliferación de los viajes que los padres hacen en vacaciones a zonas tropicales y las visitas de hijos de inmigrantes a las familias de su país de origen, según informó hoy la Comunidad de Madrid.

Así, y según un estudio que analizó 1.555 casos vistos en el centro desde el año 2002, se concluye que el 43 por ciento de los pacientes viaja por turismo y el mismo porcentaje son hijos de inmigrantes que veranean en el país de origen de sus progenitores. En este sentido, los pediatras recomiendan que los menores que vayan a viajar a zonas exóticas pasen por una Unidad del Niño Viajero para recibir asesoramiento y los tratamientos y vacunaciones pertinentes. Aún así, aconsejaron que los menores de dos años no viajen a zonas de alto riesgo.

Entre los tratamientos más comunes que recibieron los menores en el Hospital Carlos III destaca la vacunación frente a la Hepatitis A, que se suministró al 78 por ciento de los niños, seguida de la Fiebre Amarilla, que fue administrada al 49,8 por ciento de los pequeños, y la Fiebre Tifoidea, a un 26,6 por ciento. Asimismo, más de la mitad de los niños (un 57,3 por ciento) recibió tratamiento para la prevención de la malaria.

Entre los destinos más habituales destaca Latinoamérica, con un 46 por ciento de los niños vistos en el hospital, especialmente los países de Ecuador y Colombia, debido al alto índice de padres inmigrantes procedentes de estas zonas. No obstante, otros destinos habituales fueron algunas zonas de África, continente que aglutinó el 37 por ciento de los niños viajeros, y Asia, con un 13 por ciento.

PLANIFICAR EL VIAJE PARA PREVENIR RIESGOS

La Comunidad recomienda a las personas que vayan a viajar con niños a zonas tropicales que acudan unos dos meses antes del inicio del viaje al Hospital Carlos III, donde todos serán atendidos por un médico, se les administrarán las vacunas pertinentes y se les indicarán los tratamientos necesarios. Esta unidad del Niño Viajero del Servicio de Pediatría está atendida por pediatras expertos en medicina del viajero y en patología tropical.

Los pediatras de esta Unidad advierten que las vacunas debe prescribirlas un profesional, ya que tiene que administrarse en función de la edad, el peso y la historia clínica del menor. Lo mismo ocurre con algunos tratamientos como el de la malaria o paludismo, cuyas pautas deben ir marcadas por un facultativo. Asimismo, los facultativos recuerdan que las vacunas y tratamientos deben administrarse como mínimo un mes antes del viaje, por lo que se recomienda planificar con suficiente antelación las vacaciones, especialmente si viaja con niños.

Especial atención merecen los lactantes, aunque es recomendable que no viajen a zonas tropicales. Aún así, cuando se viaje con bebés se debe pasar siempre por la Unidad del Niño Viajero, ya que a esta edad cabe la posibilidad de que el calendario vacunal no se haya completado, con el riesgo que esto comporta, o que algunas de las vacunas específicamente necesarias para este tipo de viajes sean ineficaces a esta edad o puedan estar contraindicadas. Concretamente el 8,7 por ciento de los niños vistos en el Hospital Carlos III no presentaban el calendario vacunal completo.

También se recomienda tener cuidado con la alimentación de los niños: que toda la comida sea cocinada, no ingerir alimentos crudos o que no hayan sido pelados por los padres, beber siempre agua y bebidas embotelladas sin hielo, y vestir a los niños con ropa de algodón o lino, de colores claros y que cubra la mayor parte del cuerpo posible. Además se recomienda el uso de mosquiteras específicas para cunas y cochecitos.

Los pediatras de la Unidad del Niño Viajero del Hospital Carlos III recomiendan que el botiquín del menor contenga siempre antitérmicos y analgésicos, suero de rehidratación oral en caso de diarrea o vómitos, un antihistamínico oral para los procesos alérgicos en caso de múltiples picaduras; material general de curas; un antiséptico; crema de protección solar (por encima de factor 30); crema antiinflamatoria/antihistamínica para picaduras y alergias; repelente de mosquitos, que en caso de lactantes menores de dos meses no debe contener dietiltoluamida (DEET), y toallitas húmedas para la higiene.

-. Firma: PABN .-