21 de abril de 2009

Madrid.-El PSM afirma que para Aguirre los centros de salud "también son un negocio", como lo demuestra imponiendo el Área única

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Sanidad y Consumo del Partido Socialista de Madrid, Eusebio González, lamentó hoy que la verdadera intención del Gobierno de Esperanza Aguirre "es suprimir las áreas sanitarias que gestionaban los Centros de Atención Primaria y abrir el camino de la cesión de la gestión de estos centros a empresas privadas". "Para Esperanza Aguirre los centros de salud también son un negocio", denunció.

González explicó que con la creación del Área Única cada centro de Atención Primaria se convertirá en una unidad independiente y sin relación con el resto de centros, lo que facilitaría su adscripción futura a las concesiones a empresas privadas "que se están llevando a cabo con los nuevos hospitales, y cuyas empresas concesionarias buscan de manera prioritaria el beneficio económico".

"Sin duda, repercutirá negativamente en las condiciones laborales de los profesionales y conllevará, irremediablemente, una pésima calidad en el servicio que recibirán madrileños y madrileñas en sus centros de salud", sentenció.

A su juicio, el proyecto de Área Única en la Atención Primaria conllevará "caos, descoordinación y pésima planificación en una red, la de Atención Primaria, que funciona actualmente de manera razonable en su papel esencial dentro del sistema como primer escalón asistencial". "Este proyecto romperá la continuidad asistencial entre la atención domiciliaria y la recibida en el centro de salud, que no será posible", subrayó González.

Además, manifestó que "es urgente que se paralice cuanto antes este nuevo despropósito que ha lanzado la Consejería bajo la falsa premisa de libertad de elección al paciente". Asimismo, el secretario de Sanidad del PSM denunció que el gobierno de Esperanza Aguirre no ha abierto ningún debate, es el "ordeno y mando". "No escucha a profesionales, ni a sindicatos, ni a pacientes. Ha entrado en una espiral peligrosa", lamentó.

Por lo tanto, el PSM se opone "frontalmente" al proyecto de reforma de la Atención Primaria, como ya han hecho sociedades científicas, asociaciones profesionales, pacientes y sindicatos.