13 de junio de 2019

Las lesiones palpebrales suponen uno de los motivos de consulta más frecuentes en el oftalmólogo

Las lesiones palpebrales suponen uno de los motivos de consulta más frecuentes en el oftalmólogo
PIXABAY / IKBBB - ARCHIVO

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las lesiones palpebrales suponen uno de los motivos de consulta más frecuentes en el oftalmología, según ha destacado la doctora Sonia Janneth Hincapié, especialista en Oftalmología y subespecialista en cirugía oculoplástica del Hospital Quirónsalud San José (Madrid), quien ha explicado que los tumores palpebrales malignos constituyen entre el 80 y 90 por ciento de los cánceres localizados en la región periorbitaria.

Así, los grupos más vulnerable a sufrir este tipo de tumores son los mayores de entre 50 y 60 años que tiene piel y ojos claros, aquellas que han estado sometidas a exposición prolongada al sol o quienes presentan predisposición genética y pacientes inmunodeprimidos.

Este tipo de tumores pueden clasificarse como benignos, premalignos y malignos, según sus características. En este sentido, los tumores benignos más frecuentes son verrugas o quistes derivados de anejos oculares como glándulas sebáceas, sudoríparas o foliculos. En general son asintomáticas y el principal motivo de consulta suele ser estético. En estos casos, se realiza una extirpación mediante resección simple que normalmente no deja cicatriz visible.

Respecto a los malignos, el más frecuente es el carcinoma basocelular, que constituye el 90 por ciento de los tumores del párpado. La mayoría se localiza en el párpado inferior, siendo estos los que tienen mayor probabilidad de invadir al globo ocular, el 15 por ciento se dan en el párpado superior y el 5 por ciento en el canto externo. Se presentan como nódulos, con úlcera central y con la pérdida de pestañas. En estos casos, el tratamiento es la extirpación con márgenes amplios conservándose la mayor parte de tejido sano para la reconstrucción palpebral. Para ello se utilizan técnicas como la sección congelada o la cirugía micrográfica de Mohs.

En este sentido, el objetivo principal de los expertos frente a estas patologías consiste en diagnosticar de manera precoz las lesiones para que estas no afecten a la visión, al ojo o al párpado.

"El párpado tiene una anatomía compleja y por su relación íntima y fundamental para el ojo, se hace necesario que éstas patologías sean diagnosticadas y tratadas por un oftalmólogo especializado en cirugía oculoplástica/cirugía palpebral, puesto que cualquier cirugía reconstructiva debe estar dirigida siempre tanto a mantener la funcionabilidad como la estética palpebral", ha concluido la experta.